¿Tiene que pagar la ciudadanía las deudas de sus políticos?

Estándar

Este artículo fue publicado en dos partes en United Explanations el 11 y 12 de diciembre:

 

El concepto de deuda odiosa y sus antecedentes

La deuda ilegítima u odiosa es una noción de Derecho internacional que últimamente hemos visto relacionada con la situación financiera de España y en general, de los países de Europa más endeudados como Irlanda, Grecia y Portugal. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Se trata de una teoría jurídica que sostiene que la deuda nacional en la que incurre un régimen para propósitos contrarios a los intereses de la propia nación y sus ciudadanos, no debería ser exigible. De acuerdo con esta doctrina, una deuda considerada ilegítima sólo se podría requerir de manera personal a quien la contrajo, y por tanto, el estado que representase no tendría que hacerse responsable de la misma. En estos casos, se considera que los prestatarios han actuado de mala voluntad y a sabiendas del daño ocasionado, lo cual es suficiente para que estos contratos sean nulos legalmente.

Alexander Sack fue el encargado de formalizar esta teoría, y resumió las 3 particularidades que nos sirven para identificar una deuda odiosa:

  • El gobierno del país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos.
  • El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo.
  • Aunque el prestamista está informado de la situación descrita en los puntos anteriores concede el préstamo -normalmente por el alto interés que recibirá-.

Esta doctrina ha sido utilizada como herramienta económica y política en multitud de ocasiones a lo largo de la historia, aunque como veremos, aplicada con distinta fortuna y de desigual manera en función de la posición de la nación que intenta hacer uso de la misma.

Mapa porcentaje deuda pública sobre el PIB, datos 2007 [Fuente: Wikipedia]

Mapa porcentaje deuda pública sobre el PIB, datos 2007 [Fuente: Wikipedia]

Veamos algunos ejemplos de deuda odiosa

Se tiene constancia de numerosas anulaciones generalizadas de deuda en Mesopotamia desde el milenio III a.C. La piedra de Rosetta refleja que también el Egipto de los faraones tenía por tradición liberar al pueblo de sus deudas. Estas políticas solían aplicarse en respuesta al excesivo poder de los acreedores, derivado de intereses desproporcionados y condiciones abusivas. Ocasiones en las que la devolución de la deuda se consideraba imposible en la práctica, no sólo por tratarse de cantidades desmedidas, sino porque su devolución habría generado una merma importante en el capital humano y productivo de la población que afronta estas deudas. Así que muchas de estas condonaciones eran producto de la necesidad que los gobernantes tenían de disponer de su pueblo en plenas condiciones para, por ejemplo, recaudar impuestos o reclutar soldados.

Ya en el s. XIX, José de San Martín proclamó que el pueblo del Perú no debía de pagar su deuda colonial, cuyos fondos fueron usados para apoyar al Virreinato y en contra de sus habitantes. Pedro I de Brasil (posteriormente IV de Portugal) en 1832 se negó a pagar la deuda en la que incurrió su hermano Miguel de Braganza con banqueros extranjeros siendo este último rey de Portugal, aludiendo a que los acreedores sabían que Miguel no era el heredero legítimo. Sucesos similares se dieron en México (1867) con la deuda contraída por el rey Maximiliano I, en Cuba (1898) con la deuda contraída con España, o en Costa Rica (1923) con la deuda en la que incurre su presidente Tinoco Granados; todas estas obligaciones fueron impagadas por servir a los intereses personales de sus gobernantes en lugar de a los intereses de la nación.

Acuerdos Londres

Acuerdo de Londres sobre la deuda alemana en 1953
[Fuente: Wikipedia]

La quita de deuda más famosa realizada en Europa la llevaron a cabo Estados Unidos, Reino Unido y Francia a la República Federal Alemana (RFA) por la deuda generada en el periodo anterior a la Segunda Guerra Mundial. Las deudas privadas de la RFA se redujeron en un 62% tal y como se acordó en Londres en 1953. 

En lo que llevamos de siglo ya hemos presenciado algún que otro caso. Argentina tras el corralito en 2001, ante la imposibilidad de hacer frente a su deuda externa, abrió una investigación que concluyó que su sistema financiero fue manipulado por determinados bancos extranjeros y multinacionales, entre otras cosas, para lavar dinero y saquear recursos y activos. Esta investigación derivó en la mayor suspensión de pagos de un Estado en la historia y la renegociación de las condiciones de pago.

Estados Unidos forzó a Francia y Rusia en 2003 a admitir una reducción del 80% de la deuda iraquí, de la cual eran sus principales acreedores, con la condición de estos de que no fuese nombrado el concepto de deuda odiosa. Este dato nos da una idea del temor que tienen muchos estados acreedores a que se popularice este concepto.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa [Fuente: Wikipedia]

El presidente de Ecuador, Rafael Correa [Fuente: Wikipedia]

En Ecuador en 2008, al principio de la presidencia de Correa y tras destinar más del 50% de los recursos del estado al pago de la deuda externa, se hizo un estudio pormenorizado de su procedencia, concluyendo que gran parte de la misma era ilegítima. Se anunció una quita del 70% en bonos de deuda pública, y los mercados acreedores respondieron vendiendo estos títulos a precios muy por debajo de su valor. El gobierno de Correa aprovechó para comprar en secreto parte de estos bonos, lo que le sirvió para reducir considerablemente su deuda real y los intereses a pagar a futuro. 

El caso más reciente se dio en Haití, como consecuencia del terremoto de 2010. La comunidad internacional condonó la enorme deuda externa ante la imposibilidad de recuperar la suma prestada, ya que además se dispuso para el enriquecimiento personal de la familia Duvalier.

Hay que tener en cuenta que, por regla general, la nación que decide condenar una deuda unilateralmente, sufre a cambio en mayor o menor medida un cierto aislamiento internacional como forma de presión, al menos en un primer momento. Pero esta medida sólo se suele poner en práctica en casos extremos de corrupción o de imposibilidad de pago, por lo que, una vez aceptado que la nación prestataria no va a poder afrontar la devolución, los acreedores internacionales intentarán llegar a un acuerdo para recuperar la parte que se haya renegociado devolver. Algunos de los casos anteriores se llevaron a cabo sin apenas respaldo exterior, y en todo caso, ha resultado en un tremendo alivio para las finanzas del estado.

Se suele comparar la doctrina de la deuda ilegítima con el concepto de nulidad de los contratos firmados bajo coacción, ya que en ambos casos, el ciudadano y la nación estarían indefensos antes los desmanes de aquella o aquellas personas que se aprovecharon de estos acuerdos.

Por supuesto, cuanto más favorable sea la posición de poder de una nación, más apoyo internacional recibirá para forzar o evitar una declaración de deuda odiosa. Existen también numerosos casos reclamados y no satisfechos de deuda odiosa. Muchas de estas reclamaciones proceden de países con regímenes totalitarios, -como el caso de Túnez contra los préstamos concedidos a Ben Alí durante los 23 años que estuvo en el poder, y cuyos fondos destinó a su enriquecimiento personal- o de un buen número de naciones del Tercer Mundo. Pero recientemente han surgido demandas de anulación de deuda desde países europeos como respuesta a las exigencias de austeridad a los estados por parte de organismos como el FMI y el BCE. Estos son los casos principalmente de Irlanda, Portugal, Grecia y España.

En estas naciones, organizaciones de todo tipo han solicitado la auditoría de los préstamos solicitados y total transparencia sobre la utilización de estos fondos, así como la declaración de toda deuda que cumpla las condiciones antes enunciadas, como odiosa. Esta opción se propone como alternativa a los recortes draconianos que continúan realizando los gobiernos de estos países con tal de no retrasarse en el pago de la deuda y sus intereses.

Soluciones ante el descontrol de la deuda española

Protestas solicitando un referéndum para esclarecer la deuda odiosa [Fuente: spainrevolution.com]

Protestas solicitando un referéndum para esclarecer la deuda odiosa [Fuente: spainrevolution.com]

En el caso de España, la ciudadanía ha considerado especialmente injusto el despilfarro del que han hecho gala muchos políticos a la hora de gestionar el erario público. Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido el tratamiento que ha dado el gobierno a ciertas deudas privadas, especialmente la de las cajas de ahorro y entidades bancarias, que han sido “rescatadas”, o lo que es lo mismo, el estado ha intervenido con dinero público para evitar su quiebra.

Y no es de extrañar el descontento generalizado, ya que desde el punto de vista económico, la aplicación de este tipo de inyecciones de capital público se puede entender como una especie de socialismo para banqueros fracasados. Una nacionalización de la banca, pero sin que pase a pertenecer al estado el ente adquirido, quedando en las mismas manos que provocaron el descalabro. Se socializan las pérdidas de entidades cuyos beneficios en épocas mejores engordaron los bolsillos de sus accionistas.
[Fuente: Gurusblog]

[Fuente: Gurusblog]

Esta opinión ha salido reforzada al conocer que buena parte de los supuestos préstamos directos (hasta el momento, 36.000 millones de euros de un total de 52.000, o 59.000 según otros cálculos) se han entregado a la banca a fondo perdido, es decir, jamás va a retornar a las arcas públicas.

Además de estos rescates, el importe total de las ayudas a la banca no estaría del todo claro (hay un baile de números considerable dependiendo de la fuente), debido en buena parte al ocultismo del gobierno y lo enrevesado de algunas fórmulas de rescate. Como dato, un informe del FMI de julio de este año cifra el total de ayudas del estado español al sector bancario en 246.000 millones de euros desde el 2009 (aunque también existen cálculos mucho más abultados). Es difícil saber qué cantidad de estas ayudas se convierte en deuda pública, pero algunos análisis consideran que, hasta el momento, puede alcanzar la suma de 138.000 millones, equivalente a un 13% del PIB nacional.

El condescendiente trato brindado por el gobierno al sobre-endeudamiento del sector bancario, contrasta con la dureza que emplean las fuerzas de seguridad del estado cuando los entes rescatados hacen efectivas las cláusulas hipotecarias en respuesta a los impagos.El drama de los desahucios no es uno de tantos, ya que afecta de manera negativa y muy directa a la percepción ciudadana de las políticas del gobierno, puesto que el actor principal (la banca) es el mismo que ha recibido ingentes cantidades de dinero público sin el consentimiento de los ciudadanos.

La clase política española ha jugado un papel fundamental en el derroche que ha llevado a la economía al punto donde está. En España la deuda privada supera con mucho margen a la pública. El problema es que buena parte de esta deuda privada pertenece a las cajas de ahorros. Y las
cajas han sido instrumentos financieros manejados a su antojo por políticos y caciques locales, financiando proyectos nefastos e imposibles que han provocado enormes agujeros en los presupuestos públicos.


Encontramos ejemplos de este tipo de megaproyectos fracasados en prácticamente todas las regiones del país: el aeropuerto de Castellón, la “ciudad fantasma” de Seseña, las numerosas y
arruinadas construcciones de Calatrava
, la expo del agua en Zaragoza, el circuito de Fórmula 1 de Valencia, la celebración de la Copa América, la Caja Mágica, las candidaturas olímpicas de la ciudad de Madrid… y estos son sólo algunos de los ejemplos de despilfarro más mediáticos por sus dimensiones económicas y sociales. En la wiki del movimiento 15M, podemos encontrar una recopilación de otros muchos gastos innecesarios y excesivos. Algunas de estas obras faraónicas además están relacionadas con tramas de corrupción, como es el caso del pabellón Palma Arena.

El (des)control de las cajas, el boom de la construcción y las redes clientelares regionales han creado un caldo de cultivo perfecto para la generalización de la corrupción política y empresarial. Estas redes han sido decisivas a la hora de dilatar la burbuja inmobiliaria y forzar su pinchazo.

[Fuente: eduardogarzon.net]

[Fuente: eduardogarzon.net]

Llegados a este punto, nos preguntamos: ¿cumple España con los 3 condicionantes necesarios para declarar su deuda ilegitima?

La economía española ha basado su crecimiento durante su “época dorada” en aumentar descontroladamente su nivel de deuda. Muchos de los ejemplos de gasto desmedido enumerados anteriormente cuadran fácilmente y sin mayor análisis con los requisitos para considerar su financiación ilegítima. Ni respondían a una necesidad, ni se llevaron a cabo con la aprobación de quien finalmente ha soportado los costes, la ciudadanía

Los acreedores de la deuda pública, en un 95% entidades financieras nacionales y extranjeras, eran conscientes del estado de endeudamiento de las administraciones prestatarias y del uso que se iba a hacer de estos fondos. Además hay que tener en cuenta que el dinero prestado por estas entidades, lo han recibido a su vez del BCE, un organismo público, con tipos de interés extremadamente favorables.

Entre tanto, las arcas españolas han presupuestado para 2014 el pago de 37.000 millones de euros tan solo para liquidar intereses de deuda pública. Una deuda que alcanzará el 100% del PIB el año próximo (máximos históricos), en gran medida gracias al traspaso de deuda privada a deuda pública llevada a cabo por los gobiernos de Zapatero y Rajoy (en 2007 estaba en torno al 44%).

¿Qué hacemos?

El libro recientemente publicado “¿Qué hacemos con la deuda?”, nos ayuda a comprender el escenario real de crisis de deuda y las posibles soluciones a adoptar. En una interesante entrevista, Bibiana Medialdea, economista y coautora de este trabajo, defiende una auditoría ciudadana pormenorizada que nos permita diferenciar con la mayor exactitud posible la cantidad de deuda pública que se puede considerar odiosa. Aunque la casuística en este tipo de procesos es muy variada, según podemos leer en la entrevista, tendríamos algunas características comunes a todos ellos. En primer lugar, aunque resulte obvio, si se habla de impago, es porque la parte deudora no puede pagar.

Por otro lado, en función del acuerdo al que se llegue, el resultado del impago puede ser muy diferente. Y finalmente, como puntualizábamos en la primera parte del artículo, la correlación de fuerzas entre estados va a ser determinante en el reparto de pérdidas.
Comedor popular “Er Banco Güeno” situado en una antigua entidad financiera  [Fuente: anticapitalistes.net]

Comedor popular “Er Banco Güeno” situado en una antigua entidad financiera
[Fuente: anticapitalistes.net]

Una crisis de deuda siempre implica algún tipo de impago, por lo que aquello que estaría por decidir no es si se impaga o no, si no cómo se reparten las consecuencias de esas quitas. Además de auditorías a todos los niveles (desde local a nacional) que favorezcan una quita de deuda, Medialdea considera esencial una revisión de las políticas económicas emprendidas para salvar esta situación. El gobierno español ha centrado sus esfuerzos en cumplir con el objetivo de déficit impuesto por la troika y en conservar los beneficios (o evitar las pérdidas) de las grandes corporaciones, en detrimento de los servicios sociales básicos y el crecimiento económico basado en la intervención del estado para fomentar la creación de empleo. Esta decisión nos ha sumergido en un bache económico aún más profundo, a la vez que ha despojado a la ciudadanía de su capacidad de decisión.

Aunque hubiese una voluntad política, los elevados niveles de deuda limitan considerablemente los alcances de las políticas económicas destinadas a la recuperación. Por esta razón, cada vez son más los agentes sociales que reclaman una auditoría ciudadana en España como la solución más justa. Movimientos ciudadanos de todo tipo, como ATTAC, 15MpaRato o la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda, así como algunas organizaciones políticas, como Izquierda Unida o Compromís se han mostrado favorables a esta alternativa, y en muchos casos continúan presionando
para auditar la deuda pública y renegociar lo que corresponda. En el trasfondo de esta discusión está la cuestión de hasta qué punto las obligaciones de deudas contraídas por un estado han de ponerse por encima de la soberanía de su pueblo y el bienestar de las personas. Los ciudadanos deberíamos poder ser partícipes de las decisiones de gasto público, puesto que la administración del mismo representa una parte importante de la soberanía de la que
supuestamente disfrutamos.


Foto de portada: War of wealth bank run [Fuente: Wikipedia]

Cómo manipular la realidad para que tu ideología no sufra

Estándar

 

El tratamiento de la muerte de Mandela por parte de algún medio me tiene algo intrigado. 

No hay duda de que Mandela fue un luchador, una persona que se sacrificó en busca de la igualdad social. Simpatizaba profundamente con los ideales comunistas. De hecho, uno de sus principales valedores fue Fidel Castro.

Nelson Mandela también hizo uso de la lucha armada para enterrar la discriminación racial. En su lucha por los derechos civiles se sirvió de la violencia para responder al monopolio de la misma que ejercía el estado sudafricano. Recordemos que hasta 2008, Mandela estaba incluido en la lista oficial de terroristas de EE.UU. El discurso oficial reza que, durante su estancia en prisión, abandonó la convicción de que la lucha armada sería de utilidad para llegar a ese ideal de igualdad. La realidad es que cuando comenzó su actividad política, defendió el uso de acciones de protesta y desobediencia civil pacíficas. Sólo se sumó a la resistencia armada después de la Masacre de Sharpeville en 1960.
 
No es el objeto de esta reflexión discutir sobre la conveniencia del uso de la violencia para combatir otra violencia, o el monopolio de la misma, simplemente reflexionar sobre el tratamiento que se ha dado a su figura después de su muerte.   

Los medios nacionales e internacionales, de izquierdas o derechas, coinciden en ensalzar la figura de Nelson Mandela


El problema viene cuando eres un medio, persona u organización de derechas, y tienes que alabar la lucha de Mandela por los derechos civiles y contra el apartheid (entiendo que por corrección política), mientras que tu argumentario se basa en sacar réditos del discurso anti-terrorista oficial, y defiendes a capa y espada la cadena perpetua para aquellas personas que consideren la lucha armada contra un régimen represivo. Este tipo de medios, personas u organizaciones, que mientras elogian la figura de Mandela, piden la aplicación de la infame (jurídicamente hablando) doctrina Parot, o promulgan leyes para represaliar desproporcionadamente cualquier tipo de protesta (como es la Ley de Seguridad Ciudadana desarrollada por el PP). 

Esta lógica te puede llevar a escribir titulares tan ridículos como el que hemos leído hoy en La Razón, en el que nos dan a entender que el mayor mérito de Mandela a lo largo de su dilatada y movida trayectoria, ha sido llevar a su país el mundial de fútbol. Nivelazo.
 
Y si creías que no se podía caer más bajo, atento al artículo de Cesar Vidal en este mismo diario, en el que culpa del apartheid en Sudáfrica a…(redoble) ¿lo adivináis? ¡¡Al propio Nelson Mandela!! (ver penúltimo tweet, abajo). Esto sí que es un gran ejemplo de cómo manipular la realidad para que tu ideología no sufra.
 
En definitiva, era sólo una reflexión. ¿Cómo pueden vivir (intelectualmente) con estas inconsistencias? ¿Serán conscientes de ellas?
 
Sólo algunos ejemplos de este debate encontrados en Twitter:


Descanse en paz Nelson Mandela.

Loophole4all o cómo evadir impuestos como las grandes multinacionales

Estándar

Si no podemos acabar con el desfalco, ¿por qué no democratizarlo?

Si no podemos evitar que las grandes corporaciones se escondan en las Islas Caimanes para evadir impuestos, todos necesitaremos convertirnos en piratas” Paolo Cirio.

Estamos hartos de leer informaciones sobre cómo las grandes empresas se las apañan sin demasiado esfuerzo para evadir impuestos legal o ilegalmente en aquellos países donde desarrollan sus negocios. Los departamentos jurídicos y fiscales de las grandes multinacionales se han convertido en el hogar de expertos en evasión fiscal. A través de entramados de sociedades, testaferros y argucias legales varias, muchas grandes compañías ahorran miles de millones en lo que parece una práctica totalmente habitual y aceptada por la gran mayoría de los estados occidentales.

Las legislaciones de los países son mucho más laxas ante los grandes volúmenes de capital fugados que ante la gran mayoría de pequeños contribuyentes. Y esto, evidentemente, cabrea al ciudadano de a pie puesto que indirectamente ve afectada su economía. Aunque a la vez, sabe que poco o nada puede hacer al respecto.
Quienes pueden y deben hacer algo, las autoridades políticas, por lo general no se atreven a llevar la contraria a las grandes corporaciones que actúan en sus fronteras. O más bien ni se lo plantean, movidos en muchas ocasiones por intereses personales. Y ello, aún sabiendo que el esfuerzo de los ingresos que el Estado no cobra de estas empresas acaba recayendo sobre los pequeños y medianos negocios y el ciudadano asalariado medio. Y claro, a estos últimos es más fácil apretarles, y aunque se quejan más, parece que sus reclamaciones no tienen tanto efecto como las de los grandes lobbies.
Localización de los refugios fiscales en el mundo [Fuente: Grant Thornton]

Localización de los refugios fiscales en el mundo [Fuente: Grant Thornton]

La difícil situación económica que sufren la gran mayoría de países desarrollados hace que el foco se vaya centrando cada vez más en estas evasiones de capital. A pesar de la presión mediática, no parece que se quiera avanzar en el terreno político para perseguir los paraísos fiscales y el secreto bancario. El enésimo intento de acuerdo entre las grandes potencias parece que volverá a quedar reducido a palabrería disfrazada de buenas intenciones.
En este contexto, lleva meses funcionando una web que ofrece la posibilidad de luchar contra la injusticia fiscal a la vez que aporta una buena dosis de provocación. La web en cuestión es loophole4all.com (atajo o trampa para todos) y es una creación del artista  italiano Paolo Cirio. La idea es la de permitir a cualquier persona evadir impuestos a través de compañías localizadas en paraísos fiscales, y de esta manera denunciar la injusticia que supone la existencia de estos lugares. Si no puedes acabar con el desfalco, ¿por qué no democratizarlo?
 

Loophole 4 All, una “obra de arte política”, tal y como la define el artista, es concebida inicialmente como forma de presión política para llamar la atención de manera trasgresora sobre las paradojas de los sistemas fiscales actuales.

¿Cuál es su funcionamiento?

“Para aquella gente que no quiera mantener a sus ricos”, la web ofrece la posibilidad de “secuestrar” la identidad de una empresa localizada en las Islas Caimán, aprovechándose del anonimato que proporcionan los paraísos fiscales. La intención de Paolo Cirio es la de extender este servicio a otros paraísos como Seychelles o Bermudas. Según explica el artista, consiguió hacerse con datos de más de 200.000 compañías alojadas en las Caimán, y se puede hacer uso de la identidad y datos de cada una de ellas para facturar e incluso para llevar a cabo negociaciones en nombre de esta empresa.
Por un precio que lo hace accesible a todo el mundo, 99 céntimos de dólar, podemos obtener una copia digital de un certificado falsificado de la empresa que elijas, y de esta manera sustraer su identidad. También es posible solicitar una copia impresa o firmada por el artista, e incluso obtener una cuenta de correo localizada en las Islas Caimán, todo ello por unos precios muy asequibles y de una manera totalmente anónima.
La estrategia consiste en aprovecharse de los vacíos en el sistema legal para animar a los ciudadanos a defraudar a sus estados, esconder dinero y deudas, y salir indemnes tal y como hacen muchas grandes corporaciones de todo el mundo. Esto es posible gracias a un exhaustivo estudio sobre las particularidades legales de estos refugios fiscales.
El sistema funciona de la siguiente manera:
  • Eliges la compañía de la que quieras “tomar prestada” su identidad.
  • Introduces tu información de contacto. Es suficiente con un correo electrónico, aunque puedes contratar direcciones anónimas en el paraíso fiscal, y que se te redirija a cualquier sitio de manera completamente confidencial.
  • En función del servicio que requieras eliges uno de los paquetes que ofrece Loophole 4 All.
  • Puedes comenzar a facturar usando los datos de tu compañía “secuestrada”. A las autoridades tributarias les puedes presentar el certificado, el número de identificación fiscal y la dirección adquirida en la web. De cara a las autoridades, toda la información será correcta, y si investigan los datos de la compañía, nadie puede tener a acceso a tu identidad o a la de los verdaderos dueños al estar alojada en un paraíso fiscal.

¿Es legal este proyecto? ¿Tendremos que abrirnos una cuenta bancaria en las Islas Caimán?

“Todo es rigurosamente anónimo, así que por una vez he utilizado esta opacidad en beneficio de todos, ya que paradójicamente es posible robar una identidad anónima permaneciendo anónimo. No es sólo una provocación. Si alguien quiere, puede usar este certificado para facturar” Paolo Cirio.
Evidentemente, evadir impuestos con una compañía situada en un paraíso fiscal es legal en todo el mundo. También es totalmente legal tener el certificado y no usarlo. El robo de la identidad de una compañía registrada en las Caimán, sólo es ilegal en su territorio, y de acuerdo con la web, sus órdenes judiciales no tienen credibilidad internacionalmente.
Certificado emitido por la web Loophole 4 All

Certificado emitido por la web Loophole 4 All

 

Puesto que los dueños de la compañía son completamente anónimos, el certificado incluso tendría posibilidades de ser aceptado como documentación válida a la hora de retirar dinero en bancos situados en el paraíso fiscal. En cualquier caso, aclara, que el proyecto nace como una forma de protesta, y que hacer uso de esta documentación para llevar a cabo operaciones de dudosa legalidad distintas de las indicadas, puede atraer la atención de la Interpol. Como alternativa de protesta, se propone enviar el certificado por correo a los responsables de los organismos tributarios del país en el que vivas como forma de presión política.

Si decides hacer uso de la identidad robada, no será necesario tener una cuenta en un banco dentro del paraíso fiscal. Será suficiente con tu propia cuenta bancaria. El certificado te permite declarar los beneficios a través del número fiscal de la compañía elegida, y de esta manera pagar impuestos en las Islas Caimán en lugar de en tu propio estado. El dinero por tanto, jamás pasa por el paraíso fiscal. Toda la operación se basa en una documentación, tal y como proceden las empresas que evaden impuestos.

¿Cuáles son las razones que llevaron a Paolo Cirio a desarrollar este proyecto?

“Levantar el misterio sobre el funcionamiento de los paraísos fiscales como las Caimán o las Seychelles es una forma de denuncia y presión, para pedir más transparencia y leyes que impidan estas prácticas” Paolo Cirio.
Como señalábamos antes, la evasión fiscal es una práctica muy extendida en compañías de todo el mundo, y el perjuicio ocasionado por estas prácticas legales en las arcas del estado, recae en la ciudadanía. Hartos de observar este fraude sistemático sin tener capacidad de reacción, Paolo Cirio se documentó y consultó a diferentes especialistas en políticas fiscales las razones del inmovilismo por parte de las fuerzas políticas a la hora de resolver este problema, así como las posibilidades de combatirlo.
En el siguiente video podemos ver algunos fragmentos de entrevistas que explican el panorama fiscal internacional a día de hoy.
Según los datos recopilados por Paolo Cirio, el 98% de los 100 principales valores de la Bolsa de Londres hacen uso de paraísos fiscales (muchos de estos paraísos están controlados por Reino Unido). En el caso de Estados Unidos, el 83% de las 100 mayores empresas los utilizan. Y es una tendencia creciente también en los países en vías de desarrollo. El informe Illicit Financial Flows from Developing Countries (Flujos Financieros Ilícitos en Países en Vías de Desarrollo) de diciembre de 2012 cuantifica que entre 2001 y 2010 estas naciones han sufrido pérdidas de casi 6 billones de dólares (un 6 seguido de 12 ceros) debido a prácticas fiscales irregulares.
La web cita algunos nombres de empresas multimillonarias que pagan impuestos sobre tan sólo el 10% de sus beneficios, como pueden ser Coca-Cola, Intel, Apple, Ford, General Electrics, Google, Facebook, Amazon, Wal-Mart, Vodafone, Pfizer, Starbucks, y muchos más. También encontramos varios de los bancos estadounidenses y británicos más importantes: Bank of America, Goldman Sachs, JPMorgan, HSBC, Barclays, Lloyd’s, entre otros.
Captura de pantalla de la web Loophole 4 All

Captura de pantalla de la web Loophole 4 All

Además de para evadir y esconder dinero, los paraísos fiscales también son utilizados para un amplio abanico de actividades ilícitas. Algunas de las que describen los expertos consultados por el artista, son:
  • Esconder productos financieros tóxicos, lo que se ha llamado “Sistema Bancario en la Sombra”, que en 2011 acrecentó las pérdidas de la crisis financiera en 67 billones de dólares.
  • Manipulación de los precios, técnicamente conocido como Precio de Transferencia. Muchas multinacionales compran y declaran esta compra en su sede oficial, y se valen de sus filiales offshore para vender el producto con un margen mínimo y que la venta al público se facture desde el paraíso fiscal. Con estos consiguen declarar gastos en países con alta carga impositiva, y beneficios en otros con carga impositiva prácticamente nula.
  • Patentar y registrar marcas o propiedad intelectual en estos paraísos para evitar impuestos.
  • Esconder capital, grandes deudas o malas inversiones.
  • Lavado de dinero y pagos en negro. Mucha de la corrupción política más sofisticada se sirve de estos métodos.
  • Manipular activos fingiendo pérdidas, para especular por otro lado desde sus sedes “onshore” y obtener beneficios.
  • Declarar una empresa insolvente sin ningún tipo de consecuencia ni responsabilidad.
  • Monopolizar segmentos de mercado a través de varias empresas sin que se sepa que pertenecen al mismo dueño.
  • Obtener seguros para operaciones de riesgo, así como licencias farmacéuticas y químicas para productos peligrosos.
  • Sirve de refugio a los “fondos buitre” o de capital riesgo.
  • Dar cobijo a centros de datos o información virtuales no respaldados por la ley en otros países.

Bloqueo de PayPal

A las pocas semanas de funcionamiento (la web salió a la luz a principios de 2013), Loophole4all.com ha tenido que hacer frente a su primer gran escollo en el camino. PayPal le ha bloqueado la cuenta por lo que por el momento no puede realizar transacciones. A pesar de todo, hasta ese momento ya habían tenido un tráfico bastante abundante y emitido un número considerable de certificados, los cuales han llegado sin problema a los clientes que efectuaron la compra.
El artista Paolo Cirio

El artista Paolo Cirio

PayPal se defiende remitiéndose a su norma de no propiciar ningún acto delictivo o ilegal a través de su plataforma. No se hizo esperar la respuesta del artista, señalando que precisamente la crítica de su proyecto consiste en que no está cometiendo ninguna ilegalidad, a la vez que llama la atención sobre un dato: PayPal (Ebay Inc.) está localizada en Luxemburgo, y según sus cálculos, ha generado evasiones de capital en distintas partes del mundo por valor de 154.000 millones de dólares.

A pesar del bloqueo de PayPal, el impacto mediático de la web ha sido considerable, dejando al descubierto muchas de las contradicciones que suponen la existencia de estos refugios fiscales y la connivencia de los estados con la manera de funcionar de muchas grandes empresas.
Se puede decir que uno de los mayores éxitos de este proyecto ha sido el de poner el foco en unas prácticas ilícitas que suelen pasar desapercibidas. El componente mediático es fundamental para impulsar la lucha contra este tipo de fraudes, que instituciones como por ejemplo Tax Justice NetworkTackle Tax HavensRobin Hood TaxEuropean Network on Debt and Development o Global Financial Integrity, llevan combatiendo desde hace años.
Foto de portada: mon3y.us

El techo de deuda y la intervención en Siria

Estándar

¿Cómo
pretende financiar Estados Unidos una posible intervención?



La
posible intervención de EE.UU. en Siria, que parecía inminente hasta hace unas
semanas, se ha convertido en un tema de obligado análisis.

A
pesar de las dudas expuestas por algunas personalidades como el profesor y
politólogo belga Pierre Piccinin sobre la
autoría del ataque con agentes químicos
, y
pese a la aceptación por parte del gobierno sirio de la propuesta de Rusia de poner su armamento químico bajo
control internacional
, parecía que la decisión por parte de EE.UU. ya
estaba tomada, y era cuestión de tiempo que Siria fuese atacada.



La propuesta se ha materializado en una resolución aprobada por el Consejo de
Seguridad de la ONU
 el
pasado 27 de septiembre. Esta resolución reafirma “que la proliferación de
las armas químicas […] constituye una amenaza a la paz y la seguridad
internacionales”, y establece la obligación por parte de Siria de colaborar con
la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)
para la localización y pronta destrucción del arsenal químico sirio.

La resolución deja
patente la indignación internacional por el uso de armas químicas el 21 de
agosto de 2013, y subraya que si existen denuncias creíbles de uso de armas
químicas en un futuro, serán investigadas. Se suscribe el acuerdo de la OPAQ
para destruir tanto el arsenal como el proyecto de armamento químico sirio de
la manera más rápida y segura posible, y que todo ello pueda ser estrictamente
verificado.

El
incumplimiento de estos términos
 conllevará
la aplicación de medidas amparadas en el Capítulo VII de la Carta de las Naciones
Unidas
, el cual defiende la
intervención militar, siempre y cuando otros tipos de presiones, como bloqueos
comerciales, de comunicación o transportes, no resulten efectivos.

Finalmente,
contra todo pronóstico, EE.UU. ha aceptado el plan de desarme consensuado
en la ONU, aunque se reserva la potestad para intervenir militarmente en Siria
si no observan avances significativos.

¿Podemos confiar en que se cumpla este acuerdo?


El movimiento del
Kremlin pilló desprevenido al gobierno estadounidense y no ha
tenido más remedio que ceder a la presión y aceptar el acuerdo, aunque
imponiendo una serie de condiciones de tiempo y forma para la entrega del
armamento. La pregunta que nos hacemos muchos es si, además de este
acuerdo, la oposición de Rusia al ataque norteamericano será suficiente
para evitarlo
.
Para EE.UU. el compromiso de Siria de poner
a disposición de la ONU todo su armamento químico representa un escollo en sus
planes más que una oportunidad de paz.
De
hecho, la propuesta rusa, fue posible gracias a una tremenda 
metedura
de pata de John Kerry
.
Ante la pregunta de una periodista de la CBS ‘¿Y Asad ya no puede hacer
nada para evitar el ataque?’, Kerry responde entre socarrón e ingenuo: ‘Bueno,
pueden entregar hasta el último gramo de su arsenal químico a la comunidad
internacional. Pero no lo va a hacer, ni tampoco se puede hacer, obviamente’.
Lo que fue un simple “recurso retórico” de cara a la galería, fue recogido como una
propuesta válida por el Ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, y aceptada
de inmediato por el gobierno sirio.
China parece
no importarle demasiado los movimientos de EE.UU. en Oriente Medio, puede que
por el fracaso de intervenciones anteriores. Visto el gran
desembolso económico que supuso Afganistán, que no cambió ostensiblemente la
posición de EE.UU. en la zona, y tampoco consiguieron el control del territorio
para construir el tan anhelado (por las empresas norteamericanas) 
oleoducto del Mar Caspio al Océano Índico, quizá China haya
preferido no oponerse frontalmente por ahora a una intervención. Aunque ha
expresado públicamente su desacuerdo.

Dmitry Medvedev en Siria (2010) [Foto: Kremlin.ru]
Pero Rusia parece
que se mostrará menos flexible. Entre otras cosas, porque tiene intereses vitales en Siria que la caída de Bashar al Asad pondría
en peligro. Irán es el tercer principal opositor a la
intervención, y lleva proveyendo de armamento al gobierno sirio desde el
comienzo del conflicto.

A
pesar de estas y otras oposiciones (muchas desde dentro de EE.UU.), el anuncio por parte de Kerry de
“consecuencias” si Siria no cumple y la beligerante posición de Reino Unido y
Francia
, nos hace pensar que
lamaquinaria de guerra estadounidense puede que todavía no se haya
resignado a parar.

Y llegado el momento de
un hipotético ataque, surgen algunas cuestiones más sin resolver. Veamos. A la
hora de sopesar una intervención de este calibre, con las desestabilizadoras
consecuencias que suelen arrastrar, hay que tener en cuenta todos los factores
que entran en juego. Y un análisis que hemos visto en muy contadas ocasiones,
pero que es de importancia capital para los hechos que puedan suceder, es
la dimensión económica de una operación de este estilo.

El
dispendio de una posible intervención y el techo de deuda


En un
contexto de aparente normalidad económica tras el crack financiero del 2008, la
realidad es que Estados Unidos 
nunca ha estado más endeudado en su historia y que
ya subió el techo de deuda tras un duro debate entre republicanos y demócratas
en el 
Congreso hace tan sólo 2 años.
Si el Departamento
del Tesoro no es capaz de recoger la suficiente cantidad de dinero para
pagar los gastos del gobierno federal, este puede ser autorizado por el
Congreso a endeudarse, es decir, a pedir dinero para pagar el déficit del
presupuesto federal. Antes de 1917, el Congreso autorizaba al Tesoro cada vez
que éste necesitaba pedir dinero, pero es a partir de la Primera Guerra
Mundial cuando el Congreso crea la figura de “techo de deuda”.
Desde entonces el Tesoro puede tomar prestado la cantidad que requiera hasta un
techo de gasto, una cantidad fija (salvo algunas excepciones contadas). Para
cambiar esa cifra máxima de endeudamiento el Departamento del Tesoro tiene que
pedir al Congreso un cambio de legislación y el Presidente tiene que
ratificarla y convertirla en ley. (Fuente: 
Wikipedia
)
Techo de deuda EE.UU. [Fuente: MartinD Wikimedia Commons]
Teniendo
en cuenta el nivel de gasto actual, EE.UU. tiene todas las papeletas
para llegar a su techo de deuda a mediados de octubre
 de este año. Al
menos eso es lo que sostiene un documento del Departamento de Tesorería del 26 de agosto.
No es que haya pillado a nadie desprevenido, pero no se esperaba al menos hasta
2014.

La situación parece
cuanto menos, paradójica. En un momento de gasto desbocado, en el que desde
todos los puntos de vista financieros, EE.UU. está excesivamente
endeudado
, resulta curioso que se piense en empezar una guerra, que por muy
“limitada” que intenten llevarla a cabo, nunca pueden controlar sus
consecuencias y el dispendio que realmente ocasionará un conflicto de este
tipo.
“EE.UU. es el país más
endeudado en la historia de la humanidad” Jim Rogers
En esta tesitura la
pregunta es clara: ¿de dónde sacaría EE.UU. los fondos para financiar
esta guerra?
Existe
una respuesta también evidente: se vuelve a elevar el techo de
deuda 
y la Reserva Federal imprime más dinero, es decir, la misma
jugada que hace un par de años. De hecho, el gobierno estadounidense ya se
ha movido en esa dirección
. Pero existen varios
problemas para que esto suceda. El primero es que a día de hoy, el acuerdo
entre republicanos y demócratas necesario para subir el techo de deuda, está
muy lejano. Más todavía cuando el reciente desacuerdo entre los dos partidos
para la probación de los presupuestos ha provocado un cierre
parcial del Gobierno
.

Y aun
alcanzando un hipotético acuerdo, muchas voces críticas con la política
económica estadounidense, llevan años desaconsejando seguir con el
nivel de endeudamiento actual
 debido
al alto riesgo de quiebra.
Junto
al gran problema de la deuda, que no deja de atormentar a la administración
Obama, se han de tener en cuenta otros factores, como la bolsa. Tanto un
posible desacuerdo en torno al techo de deuda, como la propia intervención en
Siria, previsiblemente provocarían grandes caídas en bolsa, como ya ha sucedido en alguna ocasión. Los
inversores temen que EE.UU. no pueda devolver el dinero que se le ha prestado
si no se llega a un acuerdo sobre el techo de deuda, y tampoco verían con bueno
ojos la intervención militar por la posible subida del precio del petróleo.

La
industria armamentística y el control geopolítico de la zona


A priori, las
consecuencias económicas de involucrase en este conflicto no parecen halagüeñas
para EE.UU. ¿qué otras razones pueden llevarlo a intervenir en Siria?
Soldado sirio [Foto: Wikimedia Commons]
EE.UU.
esgrime razones humanitarias. El uso de armas químicas está
prohibido por el derecho internacional, y se busca una intervención inmediata
sin apenas bajas que derroque a Bashar al-Assad. El planteamiento, de tan
excesivamente optimista, cae en la candidez. Por no mencionar la cuestionable
legitimidad de este argumento, ya que EE.UU. es el país que con más frecuencia ha utilizado armamento químico y bacteriológico
en los conflictos armados. Es por ello por lo que hay quien se inclina más a
pensar que existen causas económicas de importancia para que se decida derrocar
al gobierno sirio precisamente ahora, tras décadas de apoyo diplomático y dos
años de guerra civil.
Sabemos
el enorme negocio que representa la industria armamentística para
EE.UU. Como muestra, señalar que de las diez compañías que más armas producen a
nivel global, ocho son estadounidenses, según el Informe Sipri de gasto militar. EE.UU. gasta en su Fuerzas Armadas más que los 13
países que le siguen por nivel de gasto militar juntos. El gasto militar de
EE.UU. alcanza aproximadamente el 20% del presupuesto federal, lo que nos puede
hacer una idea del peso que la industria armamentística tiene
en la economía estadounidense
. Sin
duda, reactivar este sector es importante para su economía, al igual que
empresas constructoras y contratistas de todo tipo se ven beneficiadas por este
tipo de intervenciones militares.
Despegue de un caza F/A-18F Super Hornet [Foto: DVIDSHUB Flickr Account]
Pero si es este el
camino que va a seguir EE.UU. – sobreendeudar el estado para reactivar
sectores económicos privados
 – la estrategia se revela claramente
insostenible. Es una vieja maniobra de intervención de los estados, sobre todo
en periodos de recesión como el actual. El problema es que, para que funcione,
tiene que existir una retroalimentación en forma de impuestos, y la ‘moda’ por
parte de los políticos (occidentales, no sólo estadounidenses) pasa por
beneficiar a las grandes compañías mediante preferencia en la contratación, y
exenciones de impuestos. Sobre el pequeño contribuyente recae casi toda la
presión fiscal, mientras estas ‘inversiones’ de dinero público no representan
ningún beneficio para ellos.
En
resumen, no queda claro cómo financiaría EE.UU. una hipotética intervención en
Siria, aunque por otra parte, las características de su economía lo convierten
casi en una necesidad, por lo que me inclino a pensar que probablemente se
lleve a cabo de todas formas, y el desembolso se intente rentabilizar
más a largo plazo
, entre otras cosas, mediante el control estratégico de un territorio clave como es Siria.
Se
puede pretender reactivar la industria y con ello de paso reducir el paro,
además de asegurar cuantiosas donaciones a los demócratas de cara a las
siguientes elecciones, pero todo ello a costa de endeudarse hasta
límites desconocidos
 (y con consecuencias también inéditas y
probablemente nefasta para
su economía y la del resto del mundo). Al margen, por supuesto, de las
terribles consecuencias humanas de una intervención militar de estas
características.


Foto de portada: Negociación sobre el déficit y el techo de
deuda, 13 de julio de 2011. 
 whitehouse.gov 

Publicado originalmente en United Explanations el 3 de octubre de 2013.

Silk Road y la economía oculta en la Deep Web

Estándar

Tendemos a pensar que fuera de Google o Bing no existe nada más en Internet, que lo que no puedan alcanzar estos potentes buscadores carece de interés o directamente ni nos planteamos que exista. Pero no es así. De hecho, probablemente alguna vez habremos escuchado que la mayor parte de la información que existe en Internet está oculta.

En realidad, existe un inmenso mundo virtual que los buscadores no pueden indexar y que funciona a nivel global gracias a multitud de usuarios que interaccionan en él.

Usando la analogía de un artículo de Michael K. Bergman, buscar en Internet puede ser comparable a arrastrar una red de pesca sobre la superficie del océano. A través los buscadores tradicionales encontraremos un montón de información, pero existe mucha más (se calcula un 96% de todo Internet) enterrada en capas inferiores que no son accesibles a los buscadores tradicionales. Esta parte oculta es lo que se conoce como Web Profunda o Deep Web.

La web profunda. Autor: Brandpowder.comLa web profunda. Autor: Brandpowder.com


The Onion Router


Esta exclusión de Internet “visible” es, en muchos casos voluntaria y asegurada por el anonimato de sus usuarios. Uno de los programas responsables de proporcionar este anonimato, el más popular y probablemente el más efectivo es Tor (The Onion Router). Un proyecto financiado por el  Laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos (Onion Routing) dio como resultado la creación en 2003 de este sistema ideado para ocultar la identidad online de quien lo use.

Resumiendo su funcionamiento, Tor hace pasar la señal de conexión que envía el usuario a través de varios nodos antes de llegar a su destino a la vez que cifra la información de nuevo en cada uno de ellos. De esta manera se evita que alguien pueda hacer seguimiento de la información que envías o recibes hasta localizar tu IP. Este sistema, junto con un cifrado “extra” de la información usando otros programas como PGP, hace extremadamente difícil poder interceptar y desvelar el mensaje, incluso para muchas agencias gubernamentales.
  Cómo funciona Tor [Fuente: Wikimedia Commons]

Actualmente esta tecnología está siendo desarrollada por Tor Project, una organización sin ánimo de lucro que busca ayudar a los usuarios a evitar la vigilancia online, con el fin de mantener la privacidad y el anonimato. También es muy útil en países restrictivos con el acceso y difusión de información o en lugares de conflictos políticos, y en general en cualquier contexto en el que el usuario tenga motivaciones para mantener su identidad en privado. Ojo, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones básicas para conseguir un buen nivel de privacidad.

Pero Tor no solo puede ocultar la identidad de usuarios individuales, también es capaz de hacer imperceptibles páginas web enteras.

Silk Road


Llegados a este punto, el tema se pone más interesante. Buena parte del contenido de la web profunda pertenece a servicios de almacenamiento online, bases de datos de empresas, sitios donde los gobiernos cifran su información, bancos y webs que necesitan proteger sus datos… pero también alberga un negocio multimillonario donde se comercia abiertamente con armas, drogas y prácticamente cualquier objeto o servicio dentro o fuera de la ley.

Este mercado negro, cuya cabeza más visible quizá sea la famosa Silk Road mueve grandes cantidades de dinero de manera anónima entre individuos de todas partes del mundo. Se habla de un tráfico de unos 22 millones de dólares anuales en 2011 con una tendencia de crecimiento importante.

     Silk Road [Fuente: captura de pantalla]
Estas páginas están diseñadas precisamente para despistar a los crawlers de los buscadores, que se dedican a recorrer la red para indexar nuevo contenido. Muchas mueven su dirección periódicamente y de esta manera permanecen ocultas. A la mayoría de estos sitios sólo se puede acceder a través del navegador de Tor o algún programa similar.

Entonces, ¿es posible comprar cualquier producto ilegal en Internet y que sea completamente seguro? En principio sí porque estas páginas están en funcionamiento, pero el que sea seguro depende de que el usuario sepa manejar las herramientas de privacidad que hacen esto posible.

Existe una discusión sobre hasta qué punto este sistema es seguro, o tiene fisuras que puedan aprovechar los gobiernos para perseguir este mercado. Y parece que tiene fisuras. Precisamente hace unos días hemos leído que un hacker ha programado un crawler que indexa páginas web dentro de la red Tor. Pero lo cierto es que a día de hoy, tanto en Silk Road como en multitud de webs se comercia con todo tipo de productos ilegales y las autoridades poco han podido hacer.

           Silk Road [captura de pantalla]
Si bien, ya ha habido alguna detención importante relacionada con este tipo de mercado. En 2011, la operación “Adam Bomb” se saldó con el arresto del creador y algunos usuarios de uno de los sitios precursores de Silk Road, “The Farmer’s Market”. Esta operación, que fue la primera de este estilo en llevar a cabo la DEA (Drug Enforcement Administration) y el Departamento de Justicia de EEUU, acabó con esta web pero no con el inmenso mercado oculto que por entonces ya existía. A pesar de los esfuerzos de esta operación, el volumen de transacciones en el mercado negro se ha multiplicado desde entonces. Para los usuarios de la web profunda, “The Farmer’s Market” cometió errores flagrantes que permitió a las fuerzas de seguridad rastrear correos electrónicos y datos de pagos.

En Silk Road podemos encontrar desde drogas, falsificaciones de marcas, servicios de anonimato de todo tipo, productos químicos de difícil acceso, pasaportes y todo tipo de documentación falsa, fármacos, métodos de hacking… entre otros muchos tipos de productos ilegales. ¿Y armas? Antes se vendían, llegando a ser una gran parte de las transacciones de esta web. El volumen creció tanto que se llegó a crear una página exclusivamente para la compra-venta de armas y munición, The Armory, pero en agosto del 2012 el administrador de Silk Road cerró voluntariamente la página porque aparentemente no cubría gastos y por el uso fraudulento que hacían de ella sus usuarios (la mayoría del comercio se basaba en armamento ilegal en EEUU). El comercio de armas actualmente está bastante desperdigado en la web profunda, aunque hay sitios bastante populares como Black Market Reloaded.

Pero esto no es lo más turbio que podrás encontrar. Asesinatos o palizas a sueldo, “experimentos humanos” que cruzan por mucho los límites del buen gusto son algunos de los intercambios más enfermos que te podrás encontrar si pasas tiempo navegando en alguna de estas páginas. No tengo duda de que se pueden encontrar servicios aún más censurables si se indaga el tiempo suficiente.

    Black Market Reloaded [Captura de pantalla]
Lo que más llama la atención de las principales webs de este tipo de mercado es su parecido con cualquier sitio de compra-venta como Ebay, tanto a nivel estético como funcional. Tienen sistemas de reputación similares, tipos de envíos, plataformas de pago Bitcoin, foros de usuarios. El diseño y el funcionamiento de alguna de estas webs no te dan la sensación de estar visitando un sitio ilegal.

El mercado negro de drogas ya no surge en Sudamérica, o el de armas en Rusia. Ahora todo está online, y es difícil echar el guante a este fenómeno que no para de crecer. Pero el lector se preguntará, ¿cómo es posible el anonimato completo? Al fin y al cabo, ¿no hay que enviar y recibir pagos, direcciones de envío, etc.? No pretendo que esto sirva como guía para moverse por Silk Road, pero creo que hay un par de lagunas que merecen ser explicadas.

Sin duda el tema más difícil de cubrir era el de los pagos, ya que desde hace tiempo existen canales de comunicación cifrados que permiten enviar datos de dirección, recogida o entrega de la mercancía. Pero, ¿cómo enviar y recibir dinero de manera totalmente anónima? La respuesta a este problema nos la da un sistema del que ya hemos hablado en United Explanations, el Bitcoin.

Sin la privacidad que proporciona esta moneda sería imposible la existencia de todo este mercado, ya que las transacciones de dinero a través de medios normales (tarjetas de crédito, Paypal, transferencia…) son fácilmente localizables. Aun así, usar Bitcoin (o algún otro servicio de Banca Anónima Online) no te excluye de poder ser localizado. El usuario experto de estos mercados toma muchas precauciones para ocultar su IP y conservar su anonimato a la hora de cambiar otras monedas por bitcoins o viceversa.

El papel de los gobiernos


Como era previsible, la reacción de los estados ante la existencia de este mercado ha sido la de perseguirlo. Cuando salió a la luz la existencia de Silk Road, dos senadores de EEUU pidieron su cierre, describiéndolo como “el intento más descarado que hayamos visto de vender droga en Internet”. Dos años después de estas declaraciones, la web tiene más visitas que nunca y ha multiplicado su número de transacciones.

Las autoridades rastrean por defecto la web en busca de este tipo de sitios, pero es difícil localizar servidores o usuarios que hayan tomado las precauciones necesarias. Gobiernos como el australiano o el británico también anunciaron que iban a investigar estas páginas. Para ello utilizan sofisticados programas que analizan el flujo de transacciones con Bitcoin para emparejarlas con las de Silk Road, pero los éxitos de estas persecuciones son muy contados. Un usuario experimentado deja pocas o ninguna pista sobre su identidad.

Aún con todo, los usuarios de estas páginas están lejos de estar completamente seguros, sobre todo si el volumen de las transacciones es muy elevado. El principal problema para los vendedores es el de convertir sus bitcoins en moneda circulante fuera de Internet.

Intentar hacer transacciones ilícitas con Bitcoin, dadas las técnicas de análisis estadístico implementadas por las fuerzas de seguridad, es bastante estúpido” Jeff Garzik, miembro del equipo de desarrollo de Bitcoin. 

Esta semana pasada, la DEA ha conseguido “incautar” 11 bitcoins en una operación encubierta relacionada con transacciones en Silk Road. Es la primera vez que las autoridades consiguen relacionar a un individuo con una transacción de bitcoins en el contexto de lucha contra estos mercados de droga. Aunque la administración de EEUU lo ha vendido como un éxito, podemos ver que la cantidad incautada (unos 800 dólares) es ridícula en comparación con el volumen de negocio de algunos de estos sitios.

Mientras tanto, Silk Road sigue funcionando a pleno rendimiento, y un competidor emergente como Atlantis Market, que se está haciendo también un hueco importante en el mercado de droga online, e incluso se anuncia de manera totalmente natural y profesional…¡en Youtube! No, no es broma, aquí está la prueba.

Por tanto, parece que a pesar de los esfuerzos de muchas autoridades, estos sitios no están pasando excesivas dificultades para seguir en funcionamiento.

Consideración sobre los usos del anonimato en Internet


Se puede decir que la premisa “sin privacidad no existe libertad” es más que popular entre una gran mayoría de usuarios de Internet. Con la reciente revelación por parte de Edward Snowden, ex-empleado de una subcontrata del Ministerio de Defensa de EEUU, de algo que ya se sospechaba, que la NSA (National Security Agency) puede espiar a cualquier individuo y que obtiene toda la información que solicita de gigantes como Google o Facebook, la discusión sobre la privacidad online ha regresado a la esfera pública.
    Privacidad en Internet [Fuente: purevpn.com]

Aunque siempre hay gente dispuesta a sacrificar su libertad en favor de una supuesta seguridad, para muchos esta vigilancia implica un importante retroceso en sus derechos y libertades. Como respuesta a la vigilancia de gobiernos y corporaciones, hay una gran comunidad en Internet que lucha por la privacidad y la libertad. Existe toda una filosofía impulsada por la cultura hacker a favor de la criptografía como forma de defender la privacidad y la libertad en Internet. Esta estrategia ha recibido el nombre de Criptoanarquismo o Criptoanarquía, y fue resumida en 1994 por Timothy C. May en el documento Cyphernomicon.

 “Lo que emerge de todo esto no es claro, pero creo que será un forma de sistema de mercado anarcocapitalista que yo llamo criptoanarquía”. Cyphernomicon. 

Muchas de las críticas que reciben estas ideas apuntan precisamente a la facilidad con la que se pueden quebrantar las leyes. Estas herramientas correctamente utilizadas pueden ser de ayuda en casos de gobiernos con legislaciones o actuaciones claramente abusivas, pero también puede albergar actividades delictivas como pueden ser la pedofilia o el terrorismo organizado.

Sin quedarse en los extremos, el uso de estos sistemas de privacidad parece cada vez menos descabellado teniendo en cuenta la vigilancia que ejercen muchos estados y la facilidad con que tienen acceso a toda nuestra información. No es un caso exclusivo de estados especialmente restrictivos o EEUU, las legislaciones de muchos países permiten niveles de investigación que nos parecerían abusivos.

Sin ir más lejos, al igual que la NSA usa PRISM, en España existe desde 2001 SITEL, un sistema que permite escuchas telefónicas y espionaje online, famoso en los últimos tiempos por haber hecho posible la detención de la supuesta “cúpula” de Anonymous en España (una organización horizontal sin cúpula).

Haciendo uso de las palabras del creador de Silk Road, que opera su web bajo el seudónimo Pirata Dread Roberts, “la libertad conlleva responsabilidad, sólo porque puedas no significa que debas”.

Foto de portada: technobuffalo.com

Publicado originalmente en United Explanations

Algunas perlas de la entrevista en TVE a José Mujica, presidente de Uruguay

Estándar


El mes pasado, TVE hizo una entrevista al presidente de
Uruguay, José Mujica, que vale la pena pararse a escuchar.

Quiero destacar algunas frases que dio en la entrevista, que
son pinceladas concretas que nos ayudan a comprender la mentalidad y forma de ser
de este peculiar político. 



Como de costumbre, el veterano y combativo José
Mujica, no defrauda. El que no le conozca probablemente se sorprenda de la
existencia de un político así. Y el que ya le conozca, siempre puede volver a disfrutar de sus reflexiones. 



Quizá no tengas tiempo de ver toda la entrevista pero debajo tienes los puntos principales de la conversación.





Sobre Uruguay

“Mi país es pequeño y está en una esquina importante. Si es
por el mercado van a otros que son más grandes. Entonces nosotros tenemos que
jugar la carta de la seriedad y la seguridad.”

“La crisis de Europa nos afecta porque cayó su poder de
compra.”

Sobre Europa

“Europa tiene una
crisis económica que también es política […] Los sucesos están gobernando a los
hombres y no son los hombres los que gobiernan los sucesos.”
“La política es la lucha para que la mayoría viva mejor, que
no es sólo tener más, sino también ser más feliz.”

Sobre su sobriedad

“No quiero hablar de
la palabra austeridad porque está prostituida en Europa”

“Abogo por una manera
personal de vivir con sobriedad. Porque para vivir hay que tener libertad, y
para tener libertad hay que tener tiempo. Si me preocupo mucho de los cacharros,
de la casa grande, del servicio, de patatín y patatán, no tengo tiempo, me
tengo que ocupar de eso. Y si tengo mucha plata me tendré que preocupar de que
no me roben. Y si despilfarro y gasto mucho es porque estoy viviendo a costilla
del trabajo de otro. Prefiero tener el mayor margen de tiempo disponible para hacer
lo que a mí me gusta, y eso es la libertad. Soy libre cuando hago con mi tiempo
lo que a mí me gusta, me motiva. Entonces, soy sobrio, para tener tiempo. Cuando
tú compras con plata, no estás comprando con plata, estas comprando con el
tiempo de tu vida que tú gastaste para ganar esa plata. Y lo único que no se
compra en la tierra es la vida. Entonces, hay que ser avaro en la forma de
gastarla.”

Sobre los gobernantes

“Las repúblicas vinieron para afirmar que básicamente somos
iguales.”

“Por mucha ínfula que se tenga, y
marquesina, en el cajón marchamos todos. Y no te vas a llevar la plata que
acumulaste de cualquier manera. Me parece que esa es una manera tonta de vivir.”

Sobre el 15M y los movmientos de protesta

“He visto en mi vida eclosiones que después se
disuelven como una nube. […] Hay que construir herramientas colectivas que nos
sucedan. Los mejores dirigentes no son los que hacen más; son los que, cuando
abandonan la escena, queda gente que lo supera con ventaja. A la larga la lucha
tiene que ser colectiva, porque lleva mucho tiempo una política de cambio. […]
Una política de cambio no se crea por los gritos que pegué un día en una plaza.
Hay que construir sistemáticamente con paciencia y esfuerzos colectivos.”   

“Europa ha funcionado como una especie de centro de la civilización
[…] No dejará de ser un centro importante, pero el mundo es múltiple y se está
globalizando. Es muy difícil porque somos esclavos de nuestro estado nacional,
de nuestras visiones, y nos cuesta enormemente ser liberales, entre comillas,
en el sentido civilizatorio, que es aceptar la existencia de otras claves
civilizatorias distintas a la nuestra.”

Sobre el aborto

“Pero ¿quién va a estar a favor del aborto como principio? […]
pero hay un cuadro de mujeres que se ven en la amargura de tener que tomar esa
decisión contra viento y marea […] y toman decisiones más allá de las
discusiones que puedan tener los políticos o los filósofos. Yo creo que reconocer
la existencia de ese hecho, ponerlo arriba de la mesa legalizándolo, nos da la oportunidad
de poder obrar persuasivamente sobre la decisión de esas mujeres, y si hay una
cuestión económica, una cuestión de soledad, una cuestión de angustia, los
hechos nos demuestran que muchas mujeres retroceden y se pueden salvar más
vidas. Lo otro es dejarlas aisladas en el medio de su drama, me parece que es
hipócrita.”

Sobre las legalizaciones emprendidas en Uruguay

“Pertenezco a un país que ya por 1910 discutió el alcohol, y
tomo esta decisión. No se puede evitar que la gente chupe y se emborrache. Entonces
el estado nacionalizó la producción de alcohol, se sabía que se hacía un
alcohol de boca bueno […] y de ahí sacaba recursos para atender la salud pública.
[…] Fue el mismo estado que reconoció la prostitución, porque hay países que no
quieren reconocer. Mi país la organizó […] tiene esa tradición cultural,
mientras en EEUU se montaron la ley seca, mira cómo les fue.”   

Sobre el consumo de marihuana

“El problema no es la marihuana, que es una plaga como toda
adicción. El problema que hay detrás es el narcotráfico. Defendemos que se haga
cargo el estado […] El problema es robarle el mercado al narcotráfico como
mejor manera de combatirlo, la otra opción es lo que pasa, le encontramos un
cargamento, este otro cargamento, les ganamos un montón de batallas y al final,
nos ganan la guerra. Yo no sé si lo que nosotros planteamos puede contribuir a
solucionar el problema. Lo que tengo claro es que 100 años persiguiendo la drogadicción
no dan resultado.”

Sobre los procesos de paz de Colombia y ETA 

“La humanidad
tienen los medios para que podamos solventar nuestros conflictos en paz. Nadie te puede
devolver lo que perdiste en un calabozo. En la vida hay que aprender a cargar
con una mochila de dolor, pero no vivir mirando la mochila, hay que mirar hacia
delante. Los únicos derrotados en el mundo son los que dejan de luchar, de
soñar y de querer.”

Sobre su candidatura al Premio Nobel de la Paz 

“¡Están
locos! Si me dieran un premio de esos sería un honor para el Uruguay, para los
humildes del Uruguay, y para poder arrimar unos pesos más para hacer casitas.
El premio está en las calles de mi país.”

Sobre su figura

“Ahora estoy en esta changuita de presidente que ni pensé
nunca que…pero el juego de la vida se dio así. Pertenezco a una generación que
quiso cambiar el mundo. Fui derrotado, aplastado, pulverizado, pero sigo
soñando que vale la pena luchar para que la gente pueda vivir un poquito mejor,
y con un sentido mayor de igualdad. Y creo que el hombre tiene recursos para
crear un mundo mejor, pero tiene que ser un mundo rico en factores materiales,
pero mucho más rico en cultura y en conocimiento.”


Carabinieri intentan disolver una asamblea de estudiantes en Bolonia y acaban huyendo

Estándar

Los estudiantes protestaban en el corazón de la Universidad de Bolonia celebrando una asamblea. Un buen grupo de carabinieri entra en formación para disolver la reunión, pero la respuesta por parte de los estudiantes no es la que esperan. Lejos de acatar la orden, los estudiantes no se dejan intimidar y hacen valer su derecho de reunión, de tal manera que los agentes tienen que salir huyendo para que no les “trague” la marea humana.  

La próxima aplicación del Plan Bolonia o Estrategia Universidad 2015 parece estar en el fondo del malestar de los estudiantes, de la misma manera que se ha venido manifestando desacuerdo a estas medidas por parte de prácticamente toda la comunidad educativa europea.   

Visto en La Mancha Obrera.



El error de Excel que nos condenó a la austeridad

Estándar
Publicado originalmente en United Explanations el 17/05/2013

El error de Excel que nos condenó a la austeridad

Cuando las semanas pasadas leíamos en los titulares que las políticas de austeridad que estamos sufriendo en Europa se debían a un error de Excel en un estudio, la mayoría de nosotros no nos lo podíamos creer. La base académica en la que se apoyan las políticas de la UE ante la crisis, ¿un error? Evidentemente a nadie le hace gracia que se recorte en servicios públicos para ver cómo ese dinero se desvía a las instituciones financieras que, con sus descubiertos, han provocado esta tormenta. Pero puedes llegar a imaginar que hay algún tipo de base matemática que pueda, en parte, justificar estas políticas. Tampoco es el caso, ni lo que llama la atención, ya que es un secreto a voces que las políticas de austeridad están siendo un fracaso y lastre demasiado pesado para el crecimiento de las economías europeas, especialmente las del sur. Ni que esté errado en su planteamiento, multitud de estudios resultan equivocados a pesar de sus esfuerzos. Lo que llama la atención es que sea un error en unas celdas de Excel ¿En serio? ¿Excel? ¿Nadie repasó las cifras? ¿Eso es todo? Parece una tomadura de pelo.

Y es verdad que cuesta creerlo, pero vamos a analizar qué ha ocurrido.
Dos economistas norteamericanos, Reinhart y Rogoff de la Universidad de Harvard son los autores del polémico informe que defiende la austeridad, “Growth in a Time of Debt” (2010). Este trabajo fue concienzudamente nombrado a la hora de justificar los ajustes por diferentes personalidades políticas y económicas en la UE, y utilizado por muchos para criticar las políticas económicas de Obama en EEUU en respuesta a la crisis. En concreto en el caso de España, Olli Rehn, impuso un programa de “recuperación” de la crisis basado punto por punto en las conclusiones de este estudio.

Fuente: The Economist
El informe decía demostrar que las naciones con niveles de deuda pública muy elevados, concretamente a partir de un ratio de deuda de un 90% conrespecto al PIB, no pueden crecer, colapsan y por tanto, les es imposible salir del pozo. Italia y Grecia eran sus ejemplos favoritos de situaciones insostenibles. La solución por la que se inclina la tesis es llevar a cabo recortes radicales en los servicios públicos para reducir ese ratio de deuda a unos niveles normales, y así re emprender la senda del crecimiento económico. Esta lectura por supuesto no fue la única desencadenante de las duras medidas de ajuste, aunque sí parece que tuvo una influencia notable, no sé si en el pensamiento, pero al menos sí en el discurso de políticos y economistas.
El informe decía demostrar que las naciones con niveles de deuda pública muy elevados, concretamente a partir de un ratio de deuda de un 90% con respecto al PIB, no pueden crecer, colapsan y por tanto, les es imposible salir del pozo. Italia y Grecia eran sus ejemplos favoritos de situaciones insostenibles. La solución por la que se inclina la tesis es llevar a cabo recortes radicales en los servicios públicos para reducir ese ratio de deuda a unos niveles normales, y así re emprender la senda del crecimiento económico. Esta lectura por supuesto no fue la única desencadenante de las duras medidas de ajuste, aunque sí parece que tuvo una influencia notable, no sé si en el pensamiento, pero al menos sí en el discurso de políticos y economistas.
La noticia saltó rápidamente, un estudiante de doctorado, Thomas Herndon, junto con dos profesores de la Universidad de Massachusetts, presentaron el mes pasado un informe (“Does High Public Debt Consistently Stifle Economic Growth? A Critique of Reinhart and Rogoff”) que demostraba un error en una de las fórmulas de Excel del trabajo de Harvard. El resultado en países con niveles de deuda de un 90% de su PIB pasaba de -0,1% a 2,2%. No es una situación cómoda pero sí una variación a tener en cuenta. Aunque Reinhart y Rogoff tuvieron que reconocer su error, siguen defendiendo las bases principales de su tesis.
Parece lógico que las naciones deban evitar endeudarse excesivamente, pero no siempre hay una correlación entre elevada deuda pública y estancamiento del crecimiento. Entonces, ¿por qué hemos oído hablar de premeditación? Los errores de Excel no son nuevos, pero en un estudio académico de tal trascendencia ya es algo más raro.

Kenneth Rogoff. Fuente: Wikimedia Commons
Hay varios detalles importantes que se les echa en cara a Reinhart y Rogoff. En primer lugar, tardaron semanas en contestar y varias más en facilitar los datos a Herndon. Además del error de Excel, el estudiante pudo comprobar cómo cierta información había sido omitida o manipulada para que el estudio diera las conclusiones deseadas. Por ejemplo, determinados años en países como Australia, Canadá, Bélgica y Nueva Zelanda, fueron deliberadamente excluidos del análisis puesto que presentaban altos niveles de endeudamiento y a la vez buenas tasas de crecimiento. Pese a contar con datos desde 1890,sólo se empezaron a analizar los datos a partir de 1946, algo que por supuesto beneficiaba a los objetivos de su trabajo.
Estos datos que han ido saliendo a la luz, desde luego no ayudan a creer que el error fue fortuito e inocente, sino más bien todo lo contrario. De todos es sabido que pocos o ningún economista carece de orientación ideológica, pero la demostración de sus hipótesis pasa por contrastar científicamente sus datos y ver qué conclusiones se pueden sacar con ellos. En este caso, parece que la idea ha sido más bien la opuesta, de antemano buscaban unas conclusiones y han llegado a ellas discriminando la información examinada.
La dichosa necesidad de recortes en el ámbito público que recomendaba el informe, y que desde muchas tribunas liberales fue acogido con los brazos abiertos, y esgrimido como argumento en multitud de ocasiones, no era cierto y se ha convertido en un vergonzoso despropósito.

La distracción de Reinhart y Rogoff


Carmen Reinhart. Fuente: Wikimedia Commons
Para ser justos, aún habiendo presentado un trabajo erróneo y sesgado, Reinhart y Rogoff nunca pretendieron ser abanderados intelectuales de la austeridad como se les convirtió desde determinados sectores económicos. Estos sectores escucharon lo que querían oír, y expusieron el estudio como prueba de que los ajustes en los servicios públicos, no eran una opción de tantas para salvar la recesión, sino una realidad matemática.
La irresponsable imposición de medidas severas contra el gasto público ha causado un perjuicio a los índices de empleo difícilmente subsanable en los países del sur de Europa. Estas políticas, con el tiempo, se están manifestando altamente ineficientes y han sido un lastre más que un acicate para que se reactive la economía. Esta misma semana, en la cumbre bilateral España – Portugal sobre el futuro de la UE, tanto Mariano Rajoy como Pedro Passos Coelho han cerrado la puerta a que los países del sur de Europa hagan frente común a la imposición de políticas de austeridad impuestas por Alemania.
Pero aún con todo esto, este asunto no deja de ser una cortina de humo, una distracción o una mera anécdota. ¿Alguien cree que de no haber existido este estudio o de haber arrojado otras conclusiones, la política europea habría sido diferente? Una vez demostrada la falta de correlación entre deuda pública y crecimiento de un país, ¿alguien considera que estas políticas van a cambiar a corto o medio plazo?
La respuesta a esto la tienen unas élites políticas que han dado señales sobradas de mirar más por los bancos e instituciones financieras que por los ciudadanos a los que representan.

Porcentaje de adultos jóvenes viviendo con los padres en Europa

Estándar



El artículo de Der Spiegel tiene ya unos meses, pero es curioso comprobar en la infografía de abajo, que los países que más dificultades están teniendo desde que estalló la crisis son los que albergan mayor índice de jóvenes entre 25 y 34 años viviendo en casa de sus padres. 




Por lo general, estos resultan ser los países deudores en Europa. Si tenemos en cuenta que normalmente el vivir o no con los padres depende del acceso a un puesto de trabajo o del nivel de vida (establecido por la proporción sueldos – salarios), parece difícil que se pueda invertir la situación en estos estados. 

Estos datos de 2011 proporcionados por Eurostat, nos muestran una gran diferencia entre los índices de las naciones del norte de Europa con respecto a las del sur y el este.

Según deja caer Der Spiegel (antes de su reciente cambio de línea editorial) los altos porcentajes se deben precisamente a los efectos devastadores de la crisis en dichos países, en concreto a causa de las altas tasas de desempleo.

Aunque por otro lado se señala que los porcentajes más altos (en torno al 40% o al 50% de jóvenes en casa de sus padres) corresponden a países de raíces católicas (sur y este de Europa) donde hay menos costumbre de emanciparse a edad temprana. 

Existe discusión sobre este tema y no está tan claro que la aparente correlación desempleo – residencia con los padres implique causalidad. Francia y Suecia, por poner un ejemplo, tienen la misma tasa de desempleo pero en Francia es doblemente probable que un joven no haya abandonado el nido. 

En efecto, es difícil saber hasta qué punto se debe a la crisis o a los hábitos culturales, pero probablemente existiese una base cultural amplia de apoyo familiar en estos países que con seguridad se ha visto agravada por la falta de empleo y oportunidades.

Lo que es claro es que la tendencia general en Europa, al contrario que en EEUU, es la de ampliar la estancia en la residencia de los padres.





No compres, comparte: nuevos escenarios y soluciones en los hábitos de consumo.

Estándar
Publicado originalmente en United Explanations el 24/04/2013

No compres, comparte: nuevos escenarios y soluciones en los hábitos de consumo

Si se puede sacar algún rasgo positivo de la crisis en la que estamos inmersos, es el hecho de que mucha gente se está replanteando los actuales paradigmas económicos y sociales a muchos niveles. No sólo me refiero a la repulsa mostrada por gran parte de la sociedad hacia las políticas económicas emprendidas en medio mundo en respuesta al descalabro. La sensación de descontento general acaba derivando en acciones concretas en el entorno más cercano de las personas con el objeto de cambiar lo que esté en su mano. Y en su mano está el elegir cómo realiza su actividad diaria de ocio y consumo.

Los avances tecnológicos y el auge de las redes sociales dibujan un panorama inmejorable para que florezcan nuevas formas de organización e intercambio económico. Sumidos en este contexto, los últimos años se han consolidado una serie de modelos socio-económicos novedosos que se pueden concentrar en torno a lo que se ha venido a llamar “consumo colaborativo”.

¿En qué consiste el consumo colaborativo (CC)?


El concepto es heterogéneo y aúna infinidad de aspectos. En la web Consumo Colaborativo se define como “la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y/o regalar re-definida a través de la tecnología y las comunidades”.
Originalmente, el término “consumo colaborativo” fue acuñado por Marcus Felson  y Joe L. Spaeth en 1978 pero se empezó a popularizar a partir de un artículo de Ray Algar en 2007. Aunque ha sido el libro de Rachel Botsman y Roo Rogers, What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption (Lo que es mío es tuyo: el auge del consumo colaborativo, 2010) el que se ha situado como referencia de este movimiento.
La idea subyacente a esta corriente es la de sustituir las bases del consumo actual, el crédito, la publicidad y la propiedad individual por valores como la reputación, la comunidad y el acceso compartido a los bienes.
Botsman y Rogers se dieron cuenta de que gracias a las nuevas tecnologías, estaban prosperando multitud de empresas cuyos paradigmas de consumo diferían de los cánones empresariales al uso. Ejemplos que apuntaban a un nuevo modelo de consumo basado en la cooperación y la asociación a través de interacciones de igual a igual (peer to peer), y que conformarían el embrión de lo que sería la idea de CC. A las empresas que ya habían surgido en el ámbito digital (Spotify, Netflix, Grooveshark…) se fueron sumando muchas otras como Airbnb (couchsurfing), Zipcar (alquiler de coches entre particulares) o Freecicle (reutilización de bicicletas) donde se intercambian bienes de consumo físicos.


Con el paso de los años se han multiplicado los ejemplos de este tipo de colaboración en todo tipo de contextos: compartir trayectos en coche, intercambiar conocimientos y servicios, compartir mesa, alquilar o intercambiar objetos y bienes de todo tipo, apoyar proyectos mediante crowfunding, o compartir espacios para trabajar son sólo algunos de ellos. Existen  agrupaciones importantes a nivel económico y social en numerosos terrenos como pueden ser cooperativas, diseños de software libre, credit unions, instituciones de banca pública o monedas virtuales como bitcoin… y los datos nos confirman que este tipo de proyectos no paran de crecer en todo el mundo. Sólo en EEUU se estima que los beneficios del Car-Sharing en 2016 llegarán a más de 3.000 millones de euros. También en España están surgiendo multitud de proyectos que en muchos casos logran convencer a inversores y usuarios como Knok.comLanzanos.com o Uolala.
“La tendencia es clara: El acceso vence a la posesión. El acceso es mejor que la propiedad“ Kevin Kelly (Fundador de la revista Wired)

Gráfico de oportunidades para compartir. Fuente: Latitude Research Flickr
Botsman y Rogers agrupan todos estos ejemplos en 3 sistemas:
  • Sistemas basados en producto: los usuarios pagan por disponer del producto sin necesidad de comprarlo, como por ejemplo en el caso de tener en copropiedad un vehículo o alquilar e intercambiar entre particulares. Este tipo de sistema implica cambios en el concepto de propiedad privada en el que se cimentan las industrias tradicionales, y muchas veces se adentra en terrenos no legislados (sobre todo en el ámbito de la copropiedad). En el ámbito digital, sí se están dando pasos que apuntan al replanteamiento del concepto de propiedad, por ejemplo con servicios como Spotify, Steam, Netflix o iTunes.
  • Sistemas basados en mercados de redistribución: se basa en la redistribución de bienes usados mediante su venta, intercambio o incluso regalo. La idea es no tirar aquello que ya no se va a utilizar y facilitar su uso a quien lo pueda necesitar.
  • Sistemas basados en estilos de vida colaborativos: va más allá de los intercambios materiales para compartir toda clase de experiencias, intereses, espacios, proyectos…Algunas ideas como compartir espacios para trabajar o para pasar la noche cuando estás de viaje, prestamos P2P o bancos de tiempo funcionan extraordinariamente bien sobre todo en ámbitos locales.

¿Qué ventajas nos puede ofrecer el consumo colaborativo?


La ventaja más evidente es el ahorro. Compartir, alquilar o tener en copropiedad un objeto conlleva una inversión menor, y los propietarios pueden rentabilizar más sus bienes. A la vez, se intensifica mucho más el uso de los objetos a lo largo de su vida útil, por lo que se consume menos y se hace un uso más eficiente de los productos.
Ya conocemos la lógica del hiperconsumo en la que se basa actualmente la economía y las sutilesmanipulaciones a las que la publicidad nos tiene acostumbrados. Si no, documentales como “Comprar, tirar, comprar” o “Story of Stuff” nos serán muy útiles a la hora de entender el problema que representa para la sostenibilidad a largo plazo del planeta y sus recursos. En este contexto, el CC pretende estimular un verdadero cambio en los hábitos de consumo, y esta característica implicaría también modificaciones en los esquemas de producción actuales. Reduces la producción y reduces los desechos, por lo que es innegable que el CC promueve un modelo de economía más sostenible y amigable con el medio.

Bicicletas de préstamo. Universidad de Granada. Foto: ecomovilidad.net
Además estos sistemas están basados inevitablemente en las interacciones sociales, lo cual es un rasgo positivo que generalmente incrementa la satisfacción de las personas.

¿Tiene algo de innovador el Consumo Colaborativo?

Por supuesto compartir, intercambiar o prestar no es nada nuevo, ni siquiera la lógica que representa el consumo colaborativo es tan actual, como podemos ver en la infografía de abajo (click en la imagen para ver en detalle). Entonces, ¿nos encontramos ante una vuelta de tuerca de algo que ya existe?
La clave a la pregunta anterior la encontramos en la creciente importancia de las nuevas tecnologías y el uso que hacemos de ellas. Generar confianza es algo esencial, e Internet y las redes sociales han propiciado un contexto perfecto para llevar a cabo todo tipo de intercambios. Su notable capacidad para generar eficientes sistemas de reputación permite que este tipo de relaciones económicas no se limiten sólo al ámbito local (salvo por las propias limitaciones físicas del producto o servicio).
Tal y como argumentan algunos críticos, puede ser que no se haya inventado nada, pero con el horizonte tecnológico actual nos encontramos en muchos sentidos ante un escenario complemente diferente.

En palabras de Botsman y Rogers: “Ahora vivimos en un mundo global donde podemos imitar los intercambios que antes tenían lugar cara a cara, pero a una escala y de una manera que nunca habían sido posibles. La eficiencia de Internet, combinada con la capacidad crear confianza entre extraños ha creado un mercado de intercambios eficientes entre productor y consumidor, prestador y prestatario, y entre vecino y vecino, sin intermediarios”.
A esto habría que sumar que la progresiva implantación de modelos de consumo colaborativo acabaría consecuentemente generando cambios en los estándares industriales que forzarían a las empresas a innovar en lo relativo al diseño del producto. Y esto quizá sea uno de los grandes retos del mundo actual: pasar del producto de “usar y tirar” a uno resistente y adaptable para satisfacer las necesidades de un uso compartido. Este sería un primer paso necesario para conseguir un modelo económico sostenible, primar la reparación de un objeto por delante de la producción de uno nuevo.

El reto de inventar otro tipo de sociedad

¿Nos encontramos ante una moda pasajera producto de la crisis o ante un cambio de paradigma en el consumo? Si bien la precaria situación económica ha representado un gran aliciente para que se extiendan este tipo de iniciativas colaborativas por el ahorro que representa, este tipo de consumo pretende instalarse en nuestros hábitos diarios. El cc, de alguna manera, desafía al usuario y a sus hábitos de consumo, busca un cambio de mentalidad. Busca fomentar la colaboración en detrimento del consumo acumulativo e individualista.

Fuente: Hardware Business Review. “Beyond Zipcar: Collaborative Consumption”
La filosofía de esta corriente tampoco es la de sustituir la propiedad o el sistema capitalista, pero sí cohabitar con el actual modelo de consumo para progresivamente mirarlo de igual a igual e incluso tomar la delantera, tal y como ha hecho el periodismo digital al tradicional, o Spotify o el mp3 a la venta de música en soportes físicos.
En muchos sentidos están cambiando las reglas del comportamiento humano y el CC puede tener un papel importante en el futuro siempre y cuando se sepa implantar a nivel local e ir tejiendo redes de colaboración cada vez más amplias. Aunque una de las razones que hace que no tenga fronteras es que se basa en una idea tan universal como la del bien común, será importante la capacidad de adaptar estas filosofías a las singularidades culturales y económicas de cada región.
Según la revista Time, el CC es una de las 10 ideas que cambiarán el mundo. Kevin Klein, fundador de la revistaWired también le augura un futuro prometedor. En sus propias palabras “la tendencia es clara: el acceso vence a la posesión. El acceso es mejor que la propiedad”. Desde luego será interesante ver cómo consiguen implantarse los proyectos de CC para que prosperen y trasciendan al día a día del consumidor. El mayor reto que tiene por delante es el de promover un cambio de conciencia a la hora de consumir y comprar, y anteponer en muchos casos las dinámicas colaborativas a la posesión individual.

Algunas web de referencia:

En España:
En el mundo: