Silk Road y la economía oculta en la Deep Web

Estándar

Tendemos a pensar que fuera de Google o Bing no existe nada más en Internet, que lo que no puedan alcanzar estos potentes buscadores carece de interés o directamente ni nos planteamos que exista. Pero no es así. De hecho, probablemente alguna vez habremos escuchado que la mayor parte de la información que existe en Internet está oculta.

En realidad, existe un inmenso mundo virtual que los buscadores no pueden indexar y que funciona a nivel global gracias a multitud de usuarios que interaccionan en él.

Usando la analogía de un artículo de Michael K. Bergman, buscar en Internet puede ser comparable a arrastrar una red de pesca sobre la superficie del océano. A través los buscadores tradicionales encontraremos un montón de información, pero existe mucha más (se calcula un 96% de todo Internet) enterrada en capas inferiores que no son accesibles a los buscadores tradicionales. Esta parte oculta es lo que se conoce como Web Profunda o Deep Web.

La web profunda. Autor: Brandpowder.comLa web profunda. Autor: Brandpowder.com


The Onion Router


Esta exclusión de Internet “visible” es, en muchos casos voluntaria y asegurada por el anonimato de sus usuarios. Uno de los programas responsables de proporcionar este anonimato, el más popular y probablemente el más efectivo es Tor (The Onion Router). Un proyecto financiado por el  Laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos (Onion Routing) dio como resultado la creación en 2003 de este sistema ideado para ocultar la identidad online de quien lo use.

Resumiendo su funcionamiento, Tor hace pasar la señal de conexión que envía el usuario a través de varios nodos antes de llegar a su destino a la vez que cifra la información de nuevo en cada uno de ellos. De esta manera se evita que alguien pueda hacer seguimiento de la información que envías o recibes hasta localizar tu IP. Este sistema, junto con un cifrado “extra” de la información usando otros programas como PGP, hace extremadamente difícil poder interceptar y desvelar el mensaje, incluso para muchas agencias gubernamentales.
  Cómo funciona Tor [Fuente: Wikimedia Commons]

Actualmente esta tecnología está siendo desarrollada por Tor Project, una organización sin ánimo de lucro que busca ayudar a los usuarios a evitar la vigilancia online, con el fin de mantener la privacidad y el anonimato. También es muy útil en países restrictivos con el acceso y difusión de información o en lugares de conflictos políticos, y en general en cualquier contexto en el que el usuario tenga motivaciones para mantener su identidad en privado. Ojo, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones básicas para conseguir un buen nivel de privacidad.

Pero Tor no solo puede ocultar la identidad de usuarios individuales, también es capaz de hacer imperceptibles páginas web enteras.

Silk Road


Llegados a este punto, el tema se pone más interesante. Buena parte del contenido de la web profunda pertenece a servicios de almacenamiento online, bases de datos de empresas, sitios donde los gobiernos cifran su información, bancos y webs que necesitan proteger sus datos… pero también alberga un negocio multimillonario donde se comercia abiertamente con armas, drogas y prácticamente cualquier objeto o servicio dentro o fuera de la ley.

Este mercado negro, cuya cabeza más visible quizá sea la famosa Silk Road mueve grandes cantidades de dinero de manera anónima entre individuos de todas partes del mundo. Se habla de un tráfico de unos 22 millones de dólares anuales en 2011 con una tendencia de crecimiento importante.

     Silk Road [Fuente: captura de pantalla]
Estas páginas están diseñadas precisamente para despistar a los crawlers de los buscadores, que se dedican a recorrer la red para indexar nuevo contenido. Muchas mueven su dirección periódicamente y de esta manera permanecen ocultas. A la mayoría de estos sitios sólo se puede acceder a través del navegador de Tor o algún programa similar.

Entonces, ¿es posible comprar cualquier producto ilegal en Internet y que sea completamente seguro? En principio sí porque estas páginas están en funcionamiento, pero el que sea seguro depende de que el usuario sepa manejar las herramientas de privacidad que hacen esto posible.

Existe una discusión sobre hasta qué punto este sistema es seguro, o tiene fisuras que puedan aprovechar los gobiernos para perseguir este mercado. Y parece que tiene fisuras. Precisamente hace unos días hemos leído que un hacker ha programado un crawler que indexa páginas web dentro de la red Tor. Pero lo cierto es que a día de hoy, tanto en Silk Road como en multitud de webs se comercia con todo tipo de productos ilegales y las autoridades poco han podido hacer.

           Silk Road [captura de pantalla]
Si bien, ya ha habido alguna detención importante relacionada con este tipo de mercado. En 2011, la operación “Adam Bomb” se saldó con el arresto del creador y algunos usuarios de uno de los sitios precursores de Silk Road, “The Farmer’s Market”. Esta operación, que fue la primera de este estilo en llevar a cabo la DEA (Drug Enforcement Administration) y el Departamento de Justicia de EEUU, acabó con esta web pero no con el inmenso mercado oculto que por entonces ya existía. A pesar de los esfuerzos de esta operación, el volumen de transacciones en el mercado negro se ha multiplicado desde entonces. Para los usuarios de la web profunda, “The Farmer’s Market” cometió errores flagrantes que permitió a las fuerzas de seguridad rastrear correos electrónicos y datos de pagos.

En Silk Road podemos encontrar desde drogas, falsificaciones de marcas, servicios de anonimato de todo tipo, productos químicos de difícil acceso, pasaportes y todo tipo de documentación falsa, fármacos, métodos de hacking… entre otros muchos tipos de productos ilegales. ¿Y armas? Antes se vendían, llegando a ser una gran parte de las transacciones de esta web. El volumen creció tanto que se llegó a crear una página exclusivamente para la compra-venta de armas y munición, The Armory, pero en agosto del 2012 el administrador de Silk Road cerró voluntariamente la página porque aparentemente no cubría gastos y por el uso fraudulento que hacían de ella sus usuarios (la mayoría del comercio se basaba en armamento ilegal en EEUU). El comercio de armas actualmente está bastante desperdigado en la web profunda, aunque hay sitios bastante populares como Black Market Reloaded.

Pero esto no es lo más turbio que podrás encontrar. Asesinatos o palizas a sueldo, “experimentos humanos” que cruzan por mucho los límites del buen gusto son algunos de los intercambios más enfermos que te podrás encontrar si pasas tiempo navegando en alguna de estas páginas. No tengo duda de que se pueden encontrar servicios aún más censurables si se indaga el tiempo suficiente.

    Black Market Reloaded [Captura de pantalla]
Lo que más llama la atención de las principales webs de este tipo de mercado es su parecido con cualquier sitio de compra-venta como Ebay, tanto a nivel estético como funcional. Tienen sistemas de reputación similares, tipos de envíos, plataformas de pago Bitcoin, foros de usuarios. El diseño y el funcionamiento de alguna de estas webs no te dan la sensación de estar visitando un sitio ilegal.

El mercado negro de drogas ya no surge en Sudamérica, o el de armas en Rusia. Ahora todo está online, y es difícil echar el guante a este fenómeno que no para de crecer. Pero el lector se preguntará, ¿cómo es posible el anonimato completo? Al fin y al cabo, ¿no hay que enviar y recibir pagos, direcciones de envío, etc.? No pretendo que esto sirva como guía para moverse por Silk Road, pero creo que hay un par de lagunas que merecen ser explicadas.

Sin duda el tema más difícil de cubrir era el de los pagos, ya que desde hace tiempo existen canales de comunicación cifrados que permiten enviar datos de dirección, recogida o entrega de la mercancía. Pero, ¿cómo enviar y recibir dinero de manera totalmente anónima? La respuesta a este problema nos la da un sistema del que ya hemos hablado en United Explanations, el Bitcoin.

Sin la privacidad que proporciona esta moneda sería imposible la existencia de todo este mercado, ya que las transacciones de dinero a través de medios normales (tarjetas de crédito, Paypal, transferencia…) son fácilmente localizables. Aun así, usar Bitcoin (o algún otro servicio de Banca Anónima Online) no te excluye de poder ser localizado. El usuario experto de estos mercados toma muchas precauciones para ocultar su IP y conservar su anonimato a la hora de cambiar otras monedas por bitcoins o viceversa.

El papel de los gobiernos


Como era previsible, la reacción de los estados ante la existencia de este mercado ha sido la de perseguirlo. Cuando salió a la luz la existencia de Silk Road, dos senadores de EEUU pidieron su cierre, describiéndolo como “el intento más descarado que hayamos visto de vender droga en Internet”. Dos años después de estas declaraciones, la web tiene más visitas que nunca y ha multiplicado su número de transacciones.

Las autoridades rastrean por defecto la web en busca de este tipo de sitios, pero es difícil localizar servidores o usuarios que hayan tomado las precauciones necesarias. Gobiernos como el australiano o el británico también anunciaron que iban a investigar estas páginas. Para ello utilizan sofisticados programas que analizan el flujo de transacciones con Bitcoin para emparejarlas con las de Silk Road, pero los éxitos de estas persecuciones son muy contados. Un usuario experimentado deja pocas o ninguna pista sobre su identidad.

Aún con todo, los usuarios de estas páginas están lejos de estar completamente seguros, sobre todo si el volumen de las transacciones es muy elevado. El principal problema para los vendedores es el de convertir sus bitcoins en moneda circulante fuera de Internet.

Intentar hacer transacciones ilícitas con Bitcoin, dadas las técnicas de análisis estadístico implementadas por las fuerzas de seguridad, es bastante estúpido” Jeff Garzik, miembro del equipo de desarrollo de Bitcoin. 

Esta semana pasada, la DEA ha conseguido “incautar” 11 bitcoins en una operación encubierta relacionada con transacciones en Silk Road. Es la primera vez que las autoridades consiguen relacionar a un individuo con una transacción de bitcoins en el contexto de lucha contra estos mercados de droga. Aunque la administración de EEUU lo ha vendido como un éxito, podemos ver que la cantidad incautada (unos 800 dólares) es ridícula en comparación con el volumen de negocio de algunos de estos sitios.

Mientras tanto, Silk Road sigue funcionando a pleno rendimiento, y un competidor emergente como Atlantis Market, que se está haciendo también un hueco importante en el mercado de droga online, e incluso se anuncia de manera totalmente natural y profesional…¡en Youtube! No, no es broma, aquí está la prueba.

Por tanto, parece que a pesar de los esfuerzos de muchas autoridades, estos sitios no están pasando excesivas dificultades para seguir en funcionamiento.

Consideración sobre los usos del anonimato en Internet


Se puede decir que la premisa “sin privacidad no existe libertad” es más que popular entre una gran mayoría de usuarios de Internet. Con la reciente revelación por parte de Edward Snowden, ex-empleado de una subcontrata del Ministerio de Defensa de EEUU, de algo que ya se sospechaba, que la NSA (National Security Agency) puede espiar a cualquier individuo y que obtiene toda la información que solicita de gigantes como Google o Facebook, la discusión sobre la privacidad online ha regresado a la esfera pública.
    Privacidad en Internet [Fuente: purevpn.com]

Aunque siempre hay gente dispuesta a sacrificar su libertad en favor de una supuesta seguridad, para muchos esta vigilancia implica un importante retroceso en sus derechos y libertades. Como respuesta a la vigilancia de gobiernos y corporaciones, hay una gran comunidad en Internet que lucha por la privacidad y la libertad. Existe toda una filosofía impulsada por la cultura hacker a favor de la criptografía como forma de defender la privacidad y la libertad en Internet. Esta estrategia ha recibido el nombre de Criptoanarquismo o Criptoanarquía, y fue resumida en 1994 por Timothy C. May en el documento Cyphernomicon.

 “Lo que emerge de todo esto no es claro, pero creo que será un forma de sistema de mercado anarcocapitalista que yo llamo criptoanarquía”. Cyphernomicon. 

Muchas de las críticas que reciben estas ideas apuntan precisamente a la facilidad con la que se pueden quebrantar las leyes. Estas herramientas correctamente utilizadas pueden ser de ayuda en casos de gobiernos con legislaciones o actuaciones claramente abusivas, pero también puede albergar actividades delictivas como pueden ser la pedofilia o el terrorismo organizado.

Sin quedarse en los extremos, el uso de estos sistemas de privacidad parece cada vez menos descabellado teniendo en cuenta la vigilancia que ejercen muchos estados y la facilidad con que tienen acceso a toda nuestra información. No es un caso exclusivo de estados especialmente restrictivos o EEUU, las legislaciones de muchos países permiten niveles de investigación que nos parecerían abusivos.

Sin ir más lejos, al igual que la NSA usa PRISM, en España existe desde 2001 SITEL, un sistema que permite escuchas telefónicas y espionaje online, famoso en los últimos tiempos por haber hecho posible la detención de la supuesta “cúpula” de Anonymous en España (una organización horizontal sin cúpula).

Haciendo uso de las palabras del creador de Silk Road, que opera su web bajo el seudónimo Pirata Dread Roberts, “la libertad conlleva responsabilidad, sólo porque puedas no significa que debas”.

Foto de portada: technobuffalo.com

Publicado originalmente en United Explanations

¿Qué es Bitcoin y por qué se habla tanto de ello últimamente?

Estándar

(Publicado originalmente en United Explanations el 19/02/13)

“No encontraremos una
solución a los problemas políticos en la criptografía, pero podemos ganar una
batalla crucial […] y un nuevo espacio de libertad por varios años”

“A los Gobiernos se
les da bien cortar las cabezas de una red con control centralizado, pero las
redes P2P puras parecen estar resistiendo”

Satoshi Nakamoto.

¿Qué es Bitcoin y por qué se habla tanto de ello últimamente?

Recientemente se ha disparado la popularidad de una moneda
virtual llamada Bitcoin. Buena parte de culpa de esta fama creciente se debe a
que ha sido
la
divisa que más se ha revalorizado frente al dólar en el año 2012
, y parece
que este dato, en un contexto de crisis de deuda como el actual no ha pasado
desapercibido para medios y público.


Pero, ¿qué es
exactamente Bitcoin y por qué nos puede resultar interesante?


Bitcoin (BTC) es el tipo más generalizado de moneda
electrónica, aunque no el único.
Concebida en 2007 por Satoshi Nakamoto con la idea de desarrollar un proyecto
de software libre que permitiese el funcionamiento de una moneda sustentada de
manera colectiva por la red, Bitcoin permite hacer pagos instantáneos a
cualquier parte del mundo sin intermediarios. Se trata una divisa
descentralizada que opera a través de tecnología P2P (peer to peer). Al no existir una autoridad central ni
intermediación de ninguna institución financiera, los encargados de la gestión
de las transacciones y de la creación de dinero son los propios usuarios de
Bitcoin.


La identidad de Satoshi Nakamoto es todo un misterio,
y se cree probable que el nombre fuese creado expresamente para el proyecto,
con la finalidad de proteger su verdadera identidad o a la red Bitcoin. Empezó
a trabajar en el proyecto en 2007 para ir reduciendo su participación en 2009 y
desaparecer en 2010.

¿Qué hace que Bitcoin resulte tan atractivo? Estas son
algunas de las principales características
e implicaciones
de la naturaleza de Bitcoin:

  • Permite el intercambio
    libre
    de dinero entre 2 puntos cualesquiera del mundo. Cualquier persona
    con un equipo informático con conexión a internet puede hacer transacciones en
    Bitcoin de manera casi instantánea.
  • Totalmente
    anónimo
    . La identidad del usuario puede permanecer en todo momento en el
    anonimato si se elige no compartirla. El individuo opera desde una dirección
    Bitcoin que funciona como punto remitente y receptor. Dicha dirección se genera
    aleatoriamente y no está ligada a ningún dato personal del individuo.
  • Al mismo tiempo, las transacciones realizadas por cada cuenta Bitcoin son completamente públicas. Existen varias web
    donde puedes ver las operaciones Bitcoin en
    tiempo
    real
    o hacer seguimiento de los movimientos de una cuenta Bitcoin concreta.
    Debido a que los pagos con Bitcoin tienen un carácter irreversible, la
    reputación de los usuarios es algo básico para generar confianza a la hora de
    operar. Los usuarios con buena reputación no tendrán problemas para, por
    ejemplo, comprar o vender bitcoins por otra moneda o artículo.
  • Seguridad.
    A la hora de realizar una transacción entre A y B, el cifrado con la clave
    pública asegura que B es el destinatario de la transacción, y la firma con la
    clave privada, asegura que A es el emisor de la misma. El resto de los nodos de
    la red validan las firmas criptográficas y el valor de la transacción antes de
    aceptarla. La confirmación de la operación está ideada para evitar el doble
    gasto y la falsificación.
  • ¿Cómo se
    generan
    bitcoin? Por un sistema que se ha venido a llamar minería, término análogo al minado de materias
    primas. Los mineros compiten por buscar premios. La probabilidad de que un
    minero encuentre un bloque depende del poder computacional con el que
    contribuye a la red en relación al poder computacional de todos los nodos
    combinados, lo que permite que el sistema funcione de manera descentralizada. Los
    premios están programados para que tiendan a cero con el tiempo. Esta es una de
    las grandes diferencias con el resto de monedas: mientras éstas son dinero
    fiduciario (su valor real es mayor a su coste de producción, y se emite creando
    deuda), el sistema de prueba de trabajo de Bitcoin consigue que el precio sea
    igual al coste marginal de producción, pareciéndose más a las características
    monetarias del oro.
Gráfico: Bitcoins generados en el tiempo. Fuente: Wikimedia Commons.

  • Crecimiento
    sostenido
    . La oferta de bitcoins se limitará en el tiempo hasta un total de
    21 millones. En 2033 ya se habrán generado casi todos los bitcoins que van a
    estar en circulación. Este límite no puede ser superado y el ritmo de creación
    no puede ser incrementado. No habrá que preocuparse por una hipotética escasez de
    moneda ya que la unidad de medida BTC puede dividirse hasta el octavo decimal
    (se pueden hacer operaciones  partir de 0,00000001).
     Y el sistema estaría preparado
    para aumentar el número de decimales hasta un límite teóricamente infinito si
    fuese necesario.
  • Moneda
    descentralizada
    . Como hemos comentado, no hay una autoridad central que
    controle el funcionamiento de Bitcoin. Esto significa que ninguna institución o
    estado puede generar bitcoin a su antojo. Algo que sí pueden hacer políticos o bancos
    centrales de cada estado con sus monedas, provocando generalmente procesos
    inflacionistas, esto es, una pérdida progresiva de valor del dinero.
  • Operar con BTC es gratis. Al no haber intermediarios financieros los costes por
    transacción son nulos, aunque es recomendable añadir un pequeño incentivo para
    que los mineros la prioricen a la hora de procesar la transacción (generalmente
    0,0005 BTC).   
  • Se pueden comprar
    o vender BTC
    en mercados intercambio de divisas. Existen varias páginas
    para ello, generalmente basadas en la reputación de cada usuario (la más
    importante es
    Mt.Gox), o siempre puedes contactar
    directamente por otros canales con otros usuarios si consideras que son de fiar.


El principal reclamo de Bitcoin es su absoluta independencia
con respecto a cualquier estado o institución financiera. A parte de las
ventajas de no estar sujeto a legislaciones nacionales, el hacer uso de la
moneda como fondo para tus ahorros en lugar de para realizar transacciones
puede jugar a favor del usuario en casos de corralito o devaluación de la
moneda. En este sentido, tú eres tu propio banco. Y en un panorama como el
actual de crisis de deuda internacional y consiguiente aumento de la masa
monetaria de las divisas convencionales, esto se puede convertir en una buena
defensa ante la inflación.

Evidentemente, esta naturaleza independiente y anónima no es vista con
simpatía
por los estados. Además de ser un sistema monetario fuera del
control de los gobiernos, entra en competencia con sus propias divisas, por lo
que las relaciones de poder de Bitcoin con las administraciones serán clave para
su futuro. Sin duda los bancos
centrales
examinarán con
lupa
el uso de Bitcoin y es previsible que intenten hacerse con el control
de la moneda basándose en alguna excusa relacionada con los posibles usos
ilegales derivados de su privacidad. En cualquier caso tendrían muy difícil
justificar moralmente de cara a la opinión pública una posible regulación de
Bitcoin mientras sigan existiendo paraísos fiscales donde la privacidad es
precisamente una de sus principales bazas. También hay que tener en cuenta que tratar
de controlar el tráfico de Bitcoin es poco menos que imposible.

¿Puede Bitcoin
generar burbujas especulativas o devaluarse como cualquier otra moneda?


Efectivamente, el peligro está ahí. Como para cualquier otra
divisa, las fluctuaciones en la oferta o la demanda provoca que el valor de
Bitcoin cambie. Sin embargo, cada vez más gente se interesa por esta moneda, y
su valor no ha parado de crecer sobre todo este último año. A medida que se van
sumando usuarios, el sistema se hace más inmune a grandes oscilaciones de
precios. ¿Significa que podemos estar ante una posible burbuja? Podría suceder,
de hecho en 2011 ya ocurrió, subiendo espectacularmente su valor de 1 a 30
dólares en un par de meses para volver progresivamente a un valor aproximado de
2.

Histórico valor Bitcoin (gráfico de Bitcoin Charts)

Algunos expertos no
daban mucho futuro
por entonces a este proyecto. Claramente se equivocaban,
ya que continúan sumándose usuarios pese a esta cierta volatilidad.

Los usuarios defienden que su valor es bastante estable y
las fluctuaciones vividas son más bien anecdóticas y motivadas por movimientos
especulativos puntuales. La razón principal de esta estabilidad sería el límite
de bitcoin en circulación que se alcanzará en unos años, por lo que el precio
teóricamente tenderá a estabilizarse (con sus pequeñas fluctuaciones) en un
crecimiento en torno al 4% anual. Además parece poco probable que la moneda
pueda ser destruida, sería necesario que desaparezca internet.
Siendo capaz de evitar las burbujas (se comenta
que podemos estar ante el estallido inminente de otra burbuja como en 2011) y
los posibles ataques contra el sistema criptográfico, Bitcoin puede convertirse
en una alternativa económica importante. Para algunos incluso puede llegar a reemplazar
a las monedas convencionales en un futuro
no muy lejano.

Quizá una de las pocas pegas que se le puede poner es la relativa
dificultad para encontrar productos y servicios que puedas pagar con Bitcoin,
pero siendo una moneda en crecimiento, el número de sitios va en aumento. Aquí se pueden consultar los
principales.

Para más información
sobre Bitcoin visitar:

En castellano: 
En inglés: 


¿Estamos asistiendo al estallido de una nueva burbuja punto com?

Estándar

(Publicado originalmente en United Explanations el 18/09/12) Actualización: (English version)


Día del estreno bursátil de Facebook en Bolsa. [Foto: clasesdeperiodismo Flickr account]


  • La duda de la rentabilidad acecha la aventura bursátil de las
    redes sociales.
  • Estos últimos meses hemos asistido al ascenso y caída en
    bolsa de varias redes sociales, especialmente Facebook por el volumen de su
    valor de entrada, pero también otras redes como Twitter, Zynga, Groupon, RenRen,
    Yandex, Yelp, FriendFinder..
  • La incógnita es cómo podrán capitalizar económicamente
    el amplio alcance e influencia social que han venido demostrando.


El nacimiento de una nueva burbuja tecnológica: la social

La efectividad de la publicidad en Facebook se está poniendo en tela de juicio, y es el creciente peso de estas dudas lo que está provocando la bajada de sus acciones meses después de una salida a bolsa que muchos consideraron “hinchada” con respecto a su valor real. El mismo día de su estreno en el Nasdaq llegó a alcanzar un valor de 104.000 millones de dólares. Unos meses después, y tras una recapitalización de 12.000 millones de dólares, su valor ha bajado hasta 41.000 millones estas últimas semanas. Esto se ha traducido para el accionista en que el valor inicial de 38 dólares por acción ronda actualmente los 22 dólares, después de haber alcanzado un máximo histórico de 45 dólares.

Infografía sobre la burbuja punto com. [Foto: GDS Infographics Flickr Account]
Facebook tiene algo más de 400 millones de usuarios activos, por lo que su capacidad de llegar al público no se pone en duda. Pero las decisiones de algunos de sus grandes anunciantes, como General Motors, de dejar de invertir en publicidad de pago en Facebook han creado un cierto efecto de desconfianza en los mercados a la hora de valorar la efectividad de estos anuncios y por tanto, la capacidad de la compañía para generar ingresos acordes a su valor en bolsa. 
El caso de Facebook es paradigmático de la tendencia a acumular pérdidas que están sufriendo la gran mayoría de las redes sociales. Pocas redes sociales pueden escaparse a esta espiral de pérdidas en bolsa. Este sería el caso de Linkedin cuyo valor en bolsa ha subido hasta un 65% desde el pasado mes de enero.
Lo que parece evidente es que las redes sociales sí tienen capacidad de generar dinero y abundan los ejemplos de éxito, aunque no está claro que puedan funcionar con la misma salud en el mercado de valores. Algunos especialistas avisaron del peligro de una nueva burbuja punto com con las redes sociales de la misma manera que sucedió a principios de siglo. En aquel momento, la euforia desatada por los buenos resultados de las empresas que basaban sus negocios en internet, junto con el afán especulador de las empresas de capital riesgo que vieron su oportunidad de generar beneficios en un proceso de valoración en el que primaron más las expectativas que la rentabilidad real, provocó un crecimiento nunca visto en las cotizaciones de los títulos de estas compañías en el Índice Nasdaq.
Pero con el tiempo estas expectativas se vieron truncadas por los malos resultados de algunas de estas compañías y las dudas que se generaron pronto empezaron a hacer
mella en su valoración en el parqué. La huida de capitales derivada de estos primeros fracasos dio como resultado el derrumbe en la cotización de estas empresas, lo que provocó pérdidas millonarias. La burbuja había estallado.

¿Nueva burbuja a la vista?

Muchas personas ya habían avisado de que la cotización de las empresas del mundo virtual se situaba muy por encima de su valor debido a los movimientos especulativos, y que el propio mercado se encargaría de corregir y ajustar su valor a la realidad. Tras el estallido de la burbuja en 2001 desaparecieron o fueron absorbidas casi 5.000 de estas empresas y sólo sobrevivieron las que eran realmente rentables fuera del mercado financiero como los casos de Amazon, Ebay, Yahoo, etc.

Día del estreno de Facebook en Bolsa. [Foto: clasesdeperiodismo Flickr account]
No es descabellado trazar paralelismos entre aquella situación y la que actualmente sufren la gran mayoría de redes sociales en bolsa. Aunque se han corregido muchas de las características que provocaron este estallido (empresas más organizadas, con proyectos sostenibles de crecimiento, plazos realistas de recuperación de las inversiones…), algunas de ellas siguen operando, como afán especulativo, y ya son muchas las voces que coinciden en describir la situación actual de las redes sociales en bolsa como la nueva burbuja punto com.
Si tomamos como antecedente el caso de la burbuja de 1997 a 2001, es probable que el propio mercado se encargue de ajustar los valores y poner en su sitio a los especuladores. Aquellas empresas que sean capaces de generar beneficios reales serán las que sobrevivirán en el parqué bursátil. El problema es que quien suele especular con estos valores normalmente no se ve sorprendido por las correcciones del mercado, ya que el efecto de euforia que generan estas subidas especulativas hacen muy fácil la venta de estos valores a otros inversores menos informados y por consiguiente, menos precavidos.

Interacciones usuarios 15M

Estándar
El BIFI (Instituto Universitario de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos) de la Universidad de Zaragoza se ha preguntado cómo ha sido el proceso de propagación en la red de la información en el movimiento 15M, y el resultado de su trabajo lo han plasmado de manera gráfica en este bonito video que representa las interacciones entre los usuarios del 25 de abril al 26 de mayo de 2011. 
“Una linea entre dos puntos indica que el nodo de partida ha mencionado en ese momento al nodo de llegada.”

En su web está toda la información del proyecto: http://15m.bifi.es/
Vale mucho la pena darse una vuelta por el contenido. Las conclusiones son provisionales:
  • El movimiento 15M es una organización sin intervención exterior.
  • El perfil de los usuarios más activos “resulta ser heterogéneo e incluye desde jóvenes con una cierta experiencia en Internet y que participan por libre, activistas, periodistas o profesionales de la comunicación de distintas orientaciones políticas hasta representantes de grupos organizados y aprendices de redes sociales.”
  • La red va creciendo de 2.000 a 45.000 de manera menos distribuida pero más cohesionada.