No se está hablando lo suficiente de la indisimulada ayuda de Turquía a Daesh

Estándar

La protección que el gobierno de Turquía ha brindado en varias ocasiones a Daesh (el autodenominado Estado Islámico), así como los lazos que demuestran la existencia de colaboración en varios ámbitos militares y civiles, traen a la luz la necesidad de examinar la postura de Erdogan con respecto a la lucha que la comunidad internacional está llevando a cabo contra la organización yihadista. Los intentos de Turquía de evitar que las guerrillas kurdas aumenten su poder en la región han tenido un claro beneficiario: Daesh. Este artículo pretende explicar esta relación, poco comentada en los medios de comunicación pero extremadamente relevante para entender el avance de la organización terrorista en la región.

Se hablado mucho sobre la ayuda financiera y logística que Daesh está recibiendo por parte de determinados sectores cercanos al poder de Arabia Saudí –nunca desde el propio gobierno–, así como del papel que Estados Unidos ha tenido en la creación de la organización terrorista. Lo primero es algo tan lógico –si tenemos en cuenta que les une de manera muy estrecha la profesión de la rama mayoritaria del sunismo, el wahabismo– como obviado por sus aliados occidentales. Lo segundo parece que tampoco sorprende a nadie puesto que se entiende como una de las inevitables consecuencias de la irreflexiva intervención de Estados Unidos en Irak en 2003. Sin embargo, hemos oído muy poco con respecto a la infame ayuda que Turquía ha prestado a Daesh durante meses con la finalidad de perjudicar a los rebeldes kurdos que combaten el avance del grupo terrorista en la región. Continuar leyendo

La maldición de los recursos y el caso extremo del Congo

Estándar

Artículo elaborado por Ester González y Javier Hernando.

La República Democrática del Congo es el país más grande del continente africano después de Sudán. Es considerado un país megadiverso, ocupando partes de los Grandes Lagos de África o de la Selva del Congo, y albergando uno de los mayores índices de biodiversidad del planeta, si bien tan solo un 12% de su territorio está protegido según datos oficiales.

El país es además muy rico en recursos minerales diversos como el oro, el diamante o el cobre, entre otros, y dispone del 80% de las reservas mundiales estimadas de coltán, un compuesto estratégico para el avance tecnológico gracias a sus propiedades, con aplicaciones en los campos de la telefonía móvil, la fabricación de ordenadores, videojuegos, armas inteligentes, e incluso en medicina, industria aeroespacial o la levitación magnética, y que constituye una de las causas principales de los conflictos bélicos que tienen lugar en el centro del continente africano. Continuar leyendo